11 de junio de 2014

Las lesiones por agresiones y accidentes de tráfico, peritaciones más frecuentes de los médicos forenses

Las lesiones por agresiones y accidentes de tráfico, peritaciones más frecuentes de los médicos forenses
GUARDIA CIVIL

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las peritaciones más habituales a las que se enfrentan los médicos forenses son la valoración de las lesiones que sufren los lesionados en relación a los procedimientos que se siguen en los juzgados, fundamentalmente respecto a agresiones y accidentes de tráfico, según ha informado el médico forense especialista de la Clínica Médico Forense de Madrid y autor de la obra 'Manual de medicina legal y forense para estudiantes de Medicina', publicada por Elsevier, José Antonio Menéndez de Lucas.

"En los tribunales de justicia es cada vez más habitual solicitar pruebas periciales médicas de especialistas tanto en Medicina Legal y Forense, como en Valoración del Daño Corporal, Medicina del Trabajo, Psiquiatría, Traumatología o cualquier otra especialidad médica. Asimismo, también intervenimos con relativa frecuencia en valoraciones de la víctima o del agresor en los delitos contra la libertad sexual o en casos de violencia doméstica, y es muy excepcional intervenir en asuntos relacionados con abortos punibles", ha señalado el experto.

En cuanto a la medicina legal en el cadáver, el experto ha explicado que la asfixia es un mecanismo habitual de la muerte violenta, por lo que los médicos forenses la ven con "mucha frecuencia" en accidentes, homicidios y en muertes de etiología accidental.

Asimismo, la intoxicación como causa de muerte es también la posibilidad que siempre tienen en mente los forenses al encontrarse con un cadáver que no presenta signos externos de violencia ni antecedentes patológicos sugestivos de una muerte natural.

En este sentido, las intoxicaciones más frecuentes en la actualidad son las referidas a la etiología autolítica (suicida), mediante psicofármacos, y a las accidentales por monóxido de carbono o reacciones adversas a drogas de abuso.

Además, otro apartado de esta disciplina es la psiquiatría forense en la que, a juicio del experto, es "esencial" determinar si el acusado sufre o no unas alternaciones psicopatológicas que merman sus facultades intelectivas y volitivas hasta el punto de reducir o anular su imputabilidad en relación al delito del que se le acusa. "Esta psicopatología suele obedecer a un trastorno o enfermedad mental previa o al consumo habitual o esporádico de alcohol o drogas de abuso", ha apostillado.

Por todos estos cambios acontecidos, Menéndez de Lucas ha esperado que su obra sea una herramienta "útil" tanto para los estudiantes de Medicina como para los especialistas de otras disciplinas como, por ejemplo, odontólogos, enfermos, fisioterapeutas, psicólogos o aquellos que estén interesados en actualizar sus conocimientos en relación a las obligaciones legales, derechos y deberes que implica actualmente el ejercicio de su profesión.