24 de abril de 2015

Lanzan una campaña para aumentar la cobertura del tratamiento de la malaria en el embarazo

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Roll Back Malaria (RBM) acaba de lanzar, coincidiendo con el Día Mundial de la Malaria que se celebra este sábado, una iniciativa mundial con el objetivo de aumentar la cobertura del tratamiento preventivo para la malaria durante el embarazo en toda el África subsahariana.

DÍA MUNDIAL CONTRA LA MALARIA 2015

   En África, cada año quedan embarazadas 30 millones de mujeres residentes en zonas donde el paludismo (o malaria) es endémico. El paludismo es un riesgo tanto para las mujeres mismas como para sus hijos. Anualmente se producen hasta 200 000 muertes neonatales a consecuencia del paludismo en el embarazo.

   Las embarazadas son particularmente vulnerables al paludismo. La disminución de la inmunidad frente al paludismo causada por el embarazo aumenta el riesgo de enfermedad, anemia grave y muerte. Para el feto, el paludismo materno incrementa el riesgo de aborto espontáneo, muerte intrauterina, parto prematuro y bajo peso al nacer, una importante causa de mortalidad del lactante.

  "Tratamiento preventivo intermitente durante el embarazo es una herramienta para salvar vidas. Es necesario ampliar sustancialmente en todos los países en los que es una intervención recomendada", ha señalado el doctor Pedro Alonso, director del Programa de Malaria de la OMS Global en Ginebra.

   El tratamiento preventivo intermitente en el embarazo (TPI) - que implica la administración de tres dosis de un antipalúdico llamado sulfadoxina-pirimetamina lo antes posible durante el segundo trimestre del embarazo - "salva vidas".

   En concreto, TPI reduce la anemia y aumenta la probabilidad de que los nazcan en un peso saludable, lo que resulta en una mayor supervivencia de los niños. TPI es recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con tratados con insecticidas de mosquiteros para prevenir la malaria durante el embarazo.

   A pesar de ser una intervención sencilla y altamente rentable, la cobertura de TPI sigue siendo muy baja. En 2013, se estima que 15 millones de los 35 millones de mujeres embarazadas en el África subsahariana no recibieron una sola dosis de tratamiento preventivo durante el embarazo.

   Todos los años en esta región, la infección de la malaria durante el embarazo causa alrededor de 10.000 muertes maternas y deaths1 entre 75.000 y 200.000 infantes.

   "Estas muertes se pueden prevenir", han señalado desde la organización, que hace un llamamiento a los programas de malaria, los donantes, los investigadores, la industria farmacéutica nacional y la sociedad civil para reforzar la adopción de políticas nacionales de TPI, y poner en práctica las directrices de la OMS 2012 para maximizar el impacto en la salud pública de la prevención de la malaria en el embarazo.

Para leer más