29 de mayo de 2015

Lanzan una 'app' para vigilar a pacientes expuestos al ébola

Lanzan una 'app' para vigilar a pacientes expuestos al ébola
UPM/MEDICOS DEL MUNDO

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han desarrollado una aplicación para dispositivos móviles para ayudar a monitorizar la salud de personas que han estado en contacto con el virus del ébola. La herramienta ya ha sido usado por el personal de Médicos del Mundo a su regreso de Sierra Leona, uno de los países africanos afectados por la epidemia.

   La virulencia de este brote, que se inició en 2014, ha propiciado que los protocolos médicos establezcan que aquellos profesionales que hayan podido estar en contacto con el ébola en las zonas afectadas deban estar monitorizados durante tres semanas al volver a España.

   Para ello, han de tomarse la temperatura dos veces al día y notificarlo al responsable, lo que puede dar pie a olvidos y errores. Por ello, el grupo de investigación de MalariaSpot de la UPM, en colaboración con Médicos del Mundo, decidieron desarrollar una herramienta que automatizara el proceso y permitiera una monitorización más precisa y con menos margen de errores humanos.

   Bautizada como 'ThermoSpot', la 'app' facilita el seguimiento de las temperaturas, notificando mediante alarmas a sus usuarios cuándo y cómo se han de tomar la temperatura, y registrando de forma segura esta información.

   La información es accesible solo por el responsable, que puede visualizarla en todo momento de forma sencilla y que recibe alertas en caso de que necesite emprender alguna acción.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Médicos del Mundo ha usado la 'app' desde diciembre de 2014 para el seguimiento del personal que regresa de Sierra Leona. La información se actualiza diariamente en 'ThermoSpot' y es compartida con las Autoridades Sanitarias de Vigilancia y Epidemiología de la comunidad autónoma correspondiente.

   Los autores confían en que esta experiencia piloto se pueda expandir a otras enfermedades y utilizar durante futuras epidemias. De hecho, aseguran que otras ONGs y gobiernos han mostrado interés en su uso.