2 de marzo de 2016

Inyecciones de colagenasa para la enfermedad de Peyronie

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

"Este último año ha aparecido una nueva opción terapéutica para tratar la enfermedad de Peyronie, una inyección de colagenasa que ya está arrojando resultados muy positivos en los pacientes, evitando las complicaciones que generaba la intervención quirúrgica que se realizaba tradicionalmente", ha afirmado el especialista en Urología en el Hospital Vithas Nuestra Señora de América, el doctor Enrique Lledó García.

La enfermedad de Peyronie consiste en un proceso de fibrosis, en forma de placas, de los cuerpos cavernosos del pene. "Lo más característico de la misma es que provoca una curvatura del pene en estado de erección, que además de suponer dolor y molestias al paciente, dificulta o imposibilita las relaciones sexuales. la curvatura puede ser de cualquier medida, existiendo incluso casos que superan los 90º que producen una deformidad en el pene", ha explicado.

"En los últimos tiempos se han introducido muchos tratamientos, como las inyecciones locales de corticoides, los antiinflamatorios, inmunosupresores e incluso el uso de la vitamina E, pero ninguno de ellos tenía la suficiente evidencia científica para desbancar al resto en cuanto a eficacia", ha explicado el doctor Lledó. "Sin embargo, la inyección de colagenasa actúa sobre la matriz, destruyendo el tejido fibroso", ha añadido.

El tratamiento consiste en un ciclo de inyecciones progresivas, acompañadas de unas maniobras que se enseñan al paciente de modelaje peneano. "Todo ello lo que hace es que se reduzca la curvación que produce la enfermedad, incluso hasta tal grado que, o se resuelve, o facilita una maniobra quirúrgica más sencilla", ha explicado el urólogo.

La principal opción que había antes de estas inyecciones era la cirugía, y uno de los efectos de la misma era el acortamiento de pene, "por ello este nuevo tratamiento farmacológico supone menos complicaciones al paciente. Los efectos secundarios con leves y bien tolerados, en comparación con la cirugía son mínimos, y, además, se hace en un régimen de tratamiento ambulatorio", ha afirmado Lledó.

Aún así, el experto ha insistido en que no cualquier urólogo puede realizar el tratamiento, puesto que "la inyección local de la sustancia requiere de un proceso de formación del terapeuta, sobre todo de cara a la minuciosidad que requiere la inyección en la placa. Por ello es recomendable acudir a un especialista que tenga experiencia en la técnica", ha concluido.