17 de julio de 2015

El Instituto de Medicina del Sueño lanza una test para trastornos del sueño de cara a los conductores

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Medicina del Sueño ha lanzado la campaña '¡Si tienes sueño o cansancio, no conduzcas!', para detectar posibles trastornos del sueño, de modo que, del 15 de julio hasta el 15 de agosto todos los usuarios que completaran el test científicamente validado para trastornos de sueños, en la página web 'www.dormirbien.info', recibirán una respuesta personalizada sobre si tienen o no un trastorno del sueño y cómo solucionarlo.

Y es que, según la DGT, un tercio de los conductores han sentido somnolencia al volante en alguna ocasión y ésta multiplica por siete el riesgo de sufrir un accidente de tráfico. Además, se calcula que este verano, 1 cada 3 accidentes de tráfico se producirán por dormirse al volante y que en esta época es donde más frecuentemente tienen lugar este tipo de accidentes.

Pero no sólo son más frecuentes, sino que también son más mortales. En concreto, es 10 veces más probable morir por dar una cabezada mientras conduces, que por un despiste o reventón de rueda, pues la capacidad de reacción del conductor es prácticamente cero y, por tanto, la gravedad del choque, mayor.

FACTORES DE RIESGO DE ACCIDENTES DE TRÁFICO

Además, la somnolencia derivada de pasar una mala noche o provocada por patologías como el síndrome de apnea-hipopnea del sueño (SAHS) es un factor de riesgo de accidente de tráfico al mismo nivel que el exceso de velocidad o la toma de alcohol.

"Las altas temperaturas favorecen el insomnio y el calor diurno aumenta la sensación de cansancio psicofísico y somnolencia. Además, en verano, el cambio de rutina, las comidas copiosas, los días festivos y/ o el mayor consumo de alcohol y psicofármacos multiplican el peligro de quedarse dormido al volante en la época donde más desplazamientos en vehículo se producen", ha argumentado el director del Instituto de Medicina del Sueño, Jesús Escribá.

También desde las instituciones europeas y varias sociedades científicas se ha evidenciado que el síndrome de apnea-hipopnena del sueño (SAHS) es uno de los principales factores de riesgo de accidentes de carretera y hoy en día hay múltiples herramientas que permiten detectar a aquellas personas con alta probabilidad de tener apnea del sueño.

En este sentido, la mayoría de los conductores que tuvieron un accidente a causa de la somnolencia afirman que duermen mal habitualmente (38,5%), mientras que el 23 por ciento afirma que durmió mal la noche anterior o que habitualmente está durmiendo a la hora que sufrió el accidente.