24 de junio de 2015

La inserción laboral de personas con trastornos mentales es positiva para la economía

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

La inserción laboral de las personas con Trastorno Mental Grave (TMG) tiene efectos positivos tanto en la salud del trabajador como en la economía, según el estudio realizado por la Fundación Empleo y Salud Mental.

La investigación, patrocinada por Janssen y presentada en el Congreso 'Empleando Salud Mental, diez años de compromiso', celebrado este miércoles en Madrid, ha revelado que el retorno total de los Centros Especiales de Empleo (CEE) alcanza los 11.604.097 euros cada año, multiplicando por cinco las aportaciones públicas que financian estos proyectos. El 41 por ciento de este retorno se dirige a la administración pública, tanto en ingresos directos como en ahorro de los distintos Sistemas de Protección Social, mientras que el 26 por ciento va destinado a los trabajadores con TMG en salario y en mejoras de su calidad de vida.

Además, se estima que la actividad de estos CEE supone ahorros en sobrecostes en los distintos Sistemas de Protección Social (Salud, Servicios Sociales, Desempleo y Pensiones) por valor de 3.083.567 euros al año. Este estudio pone de relieve que, a medio y largo plazo, los pacientes con TMG que no desarrollan una actividad laboral pueden requerir mayores recursos del Sistema de Servicios Sociales en el ámbito residencial, además de generar sobrecostes en el Sistemas de Salud.

Esta investigación se ha realizado con el objetivo de medir y dar a conocer el retorno e impacto de los Centros Especiales de Empleo (CEE) adheridos a FEAFES EMPLEO. Para ello se han analizado los resultados de cuatro CEE localizados en la Comunidad de Madrid, Cataluña, País Vasco y Castilla y León, aplicando la metodología de medición de impacto Retorno Social de la Inversión (SROI).

Las personas que sufren TMG tienen las tasas más bajas de participación en el mercado laboral, situándose en un 27,1 por ciento, la más baja entre las personas con discapacidad. Solo en torno al 5 por ciento de las personas diagnosticadas con enfermedades mentales graves está trabajando.

Durante el Congreso 'Empleando salud mental, diez años de compromiso', también se ha tratado la situación actual del empleo para personas con discapacidad y qué otras iniciativas existen en Europa. Además, se ha presentado el proyecto 'Di-capacitados', donde personas con trastorno mental comparten sus experiencias para sensibilizar a al sociedad y a los empresarios sobre el potencial laboral de las personas con trastornos mentales.