1 de julio de 2014

Un ingeniero desarrolla una aplicación móvil para seguimiento y control de pacientes con asma

Un ingeniero desarrolla una aplicación móvil para seguimiento y control de pacientes con asma
EP/UPNA

PAMPLONA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Alberto Cuesta Remón, ingeniero informático por la Universidad Pública de Navarra (UPNA), ha desarrollado una aplicación para el seguimiento y control de pacientes con asma a través de un dispositivo móvil.

A diferencia de otras aplicaciones existentes, que obligan al usuario a imprimir los datos y llevarlos al médico, ésta permite una conexión directa entre paciente y médico, que recibe los cuestionarios de seguimiento y de control de incidencias a través del dispositivo, según ha explicado la UPNA en una nota.

Cuesta ha indicado que "en principio, la aplicación se ha diseñado para Ipad", pero ha avanzado que su objetivo es "implementarla y extenderla a todo tipo de dispositivos móviles". "Hemos solicitado ayudas económicas en convocatorias públicas que, de ser concedidas, nos permitirán avanzar en su desarrollo", ha precisado.

El proyecto fin de carrera de Alberto Cuesta ha sido realizado en el departamento de Matemáticas de la UPNA, dentro del grupo de investigación Álgebra y Aplicaciones. Los tutores han sido Alicia Martínez Ramírez y Pablo Lecumberri Villamediana. Por otro lado, también han colaborado Carmen Frauca Sagastibelza y Javier Mediavilla Tris, médicos de Atención Primaria de los Centros de Salud de Mutilva y Mendillorri, respectivamente.

"Nos planteamos desarrollar una aplicación que, además de ofrecer las funcionalidades de otras ya existentes, sirviera de conexión entre médico y paciente", ha destacado Cuesta. En ese sentido, ha afirmado que el médico registra a sus pacientes para poder seguir su evolución y los pacientes guardan sus datos respondiendo a un sencillo cuestionario, incluido dentro del protocolo de seguimiento del asma del Servicio Navarro de Salud.

El objetivo final es que, una vez validada, esta herramienta pueda ser utilizada en diferentes ámbitos clínicos, de modo que aumente el porcentaje de población con un seguimiento y un control de su enfermedad respiratoria, según la UPNA.