Incluir la figura del psicólogo clínico en Atención Primaria mejora el abordaje de la ansiedad y estrés y reduce costes

Incluir la figura del psicólogo clínico en Atención Primaria mejora el abordaje de la ansiedad y estrés y reduce costes
25 de octubre de 2018 PIXABAY / STOCKSNAP - ARCHIVO

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Incluir la figura del psicólogo clínico en las consultas de Atención Primaria mejora el abordaje de la ansiedad, estrés o depresión, y reduce tanto la necesidad de tratamiento farmacológico como los costes al sistema sanitario, según ha asegurado el presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y Estrés, Antonio Cano Vindel, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Congreso de los Diputados.

Actualmente, más de dos tercios de las personas que padecen algún trastorno de ansiedad, estrés o depresivo son atendidas por un médico de familia, profesional sanitario que suele tener unos cinco minutos para atender a cada paciente y que, en estos casos, intenta solucionar el problema recetando un medicamento que, en la mayoría de los casos, no soluciona el problema.

"Si más del 42 por ciento de la población dice que está frecuentemente estresada y otro alto porcentaje padece ansiedad o depresión, y si a todos ellos sólo se les atiende sus síntomas y no se le da información, el resultado es que se incrementa el consumo de psicofármacos y el riesgo de comorbilidades y recaídas", ha aseverado Cano Vindel, para recordar que el coste de estos trastornos emocionales supone el 2,2 por ciento del PIB, es decir, unos 23.000 millones de euros.

EDUCAR A LA SOCIEDAD, EMPEZANDO POR LOS MÁS PEQUEÑOS

Ante esta situación, el presidente de la organización ha aludido a un ensayo clínico que se está realizando en la Comunidad de Madrid en el que se ha incluido la figura de un psicólogo clínico en los servicios de Medicina de Familia, informando que el 70 por ciento de los pacientes que fueron atendidos durante 12 semanas por psicólogos dejaban de padecer el trastorno, frente al 25 por ciento de aquellos que sólo tomaron fármacos.

Asimismo, durante su comparecencia en la Cámara Baja, el experto ha destacado la necesidad de sensibilizar y formar a la sociedad sobre estos trastornos, avisando de que hay un retraso de hasta diez años en el diagnóstico. Por ello, ha abogado por fomentar la educación desde las escuelas, así como en los trabajos puesto que sólo el 25 por ciento de las empresas hacen prevención de riesgos psicosociales en sus trabajadores, algo que las compañías están "obligadas por ley".

Finalmente, Cano Vindel ha solicitado aumentar las campañas de información y educación, lamentado que la mayoría de las iniciativas de este tipo están enfocadas a las enfermedades infecciosas a pesar de que los españoles mueren más por estrés, trastornos cardiovasculares o enfermedades relacionadas con el estilo de vida.

Contador