20 de agosto de 2015

El Hospital Virgen de la Poveda inicia una nueva terapia con aves rapaces

El Hospital Virgen de la Poveda inicia una nueva terapia con aves rapaces
COMUNIDAD DE MADRID

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Virgen de la Poveda ha iniciado con éxito acciones terapéuticas para pacientes con dificultades cognitivas a través del contacto con las aves rapaces, ha informado el Gobierno regional.

Se trata de utilizar las aves rapaces como agentes motivadores, potenciadores de la autoestima y de la afectividad, estímulos multisensorial y fuentes de contacto físico. La terapia asistida con aves rapaces permite intervenciones en el área psicológica y cognitiva, de conducta, de la comunicación y del lenguaje, del aprendizaje, de la socialización y en el área psicomotora de los pacientes.

Asimismo, se ha constatado que contribuye a un aumento de la motivación, a despertar la afectividad, mejorar la atención y la concentración, activar la sensibilidad táctil, visual, auditiva y olfativa, y sirve de ayuda al aprendizaje pautado de acciones, así como al aumento de la capacidad de independencia.

En esta primera experiencia llevada a cabo en el Hospital Virgen de la Poveda, realizada con voluntad de continuar a la vista de los resultados obtenidos, se ha contado con dos águilas Harris así como con un águila real, un halcón y un cuervo.

Esta iniciativa terapéutica se ha realizado gracias a la actividad que, como cetrero, mantiene Bernardo Molina López, oficial de conservación del centro, a la inestimable ayuda de Jesús Gómez Martín, maestro cetrero, fundador del Club de Cetreros de Toledo, técnico en el manejo de fauna salvaje de la Junta de Castilla la Mancha, criador de aves rapaces desde hace más de 30 años y que ha sido galardonado con el primer premio nacional de Cenan, cine de medio ambiente por el capítulo 'Las rapaces de Madrid'.

Han contado también con la colaboración y experiencia previa en un programa de terapia asistida con aves rapaces para personas con discapacidad intelectual, de María Elena Carmona Robledillo, terapeuta ocupacional, y con la implicación del personal asistencial del centro, que ha contribuido con su intervención a que esta experiencia resultara muy enriquecedora.