27 de febrero de 2014

El Hospital Viamed Santa Ángela de Sevilla realiza la primera cirugía laparoscópica la visión 3D en un centro privado

SEVILLA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los quirófanos del Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz de Sevilla, que desde el miércoles cuentan entre su dotación con la primera torre laparoscópica con visión 3D del Sur de España, se ha realizado la primera cirugía laparoscópica con esta tecnología en medicina privada.

En una nota, el centro explica que la intervención, que se prolongó por espacio de casi dos horas, fue una cirugía de la obesidad (slevee gástrico para reducción de estómago) practicada por el equipo de cirugía general del mencionado hospital. El paciente, un cordobés residente en Sevilla de 43 años, pesaba 130 kilos en el momento de llegar a la consulta y unos 117 kilos en el momento de ser operado, mientras que presentaba un índice de masa corporal de 42, que ha bajado a 39 para ser intervenido.

Está previsto que el paciente, que ha permanecido las primeras horas ingresado en UCI para observación y esta misma mañana será trasladado a planta, continúe evolucionando favorablemente y reciba el alta hospitalaria en próximos días. Momentos antes de la intervención, Santiago S.M. se mostraba "satisfecho" por ser el primer paciente en ser operado con esta novedosa tecnología en tres dimensiones y confía en que su paso por el quirófano le haga "mejorar notablemente su calidad de vida".

Al finalizar la cirugía, Emilio Prendes, Jefe del Servicio de Cirugía General del Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz, subraya que la intervención había transcurrido satisfactoriamente y que la nueva torre quirúrgica en 3D "nos proporciona una gran ventaja visual, porque nos aporta perspectiva y profundidad en el campo quirúrgico".

Con la incorporación de la torre quirúrgica en 3D, el Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz pone al alcance de sus especialistas en cirugía general, urología y ginecología, un nuevo sistema de imagen que ofrece una percepción de profundidad y una visión espacial de la anatomía más precisa de lo que puede obtenerse con los sistemas 2D tradicionales. "Esto significa que se incrementa la rapidez, exactitud y precisión de las tareas quirúrgicas, al tiempo que permite al cirujano ejercer un mayor control, beneficiando todo ello la seguridad quirúrgica para el paciente", añade.

El uso de la torre quirúrgica 3D, para la que el cirujano debe emplear unas gafas especiales polarizadas, está especialmente indicado para intervenciones laparoscópicas mayores de cirugía general (colónica, bariátrica, esofagogástrica*), así como para múltiples intervenciones de cirugía ginecológica y en cirugía urológica.