28 de septiembre de 2015

El Hospital Universitario de Canarias realiza con éxito el primer trasplante de endotelio corneal

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El servicio de Oftalmología del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha incorporado una nueva técnica para el trasplante de córnea, según informa el Ejecutivo regional.

Así, se trata del trasplante endotelial, una intervención en la que sólo se trasplanta la capa posterior de la córnea del receptor, lo que permite una rehabilitación visual más rápida que con el trasplante de córnea al completo y reduce las posibilidades de rechazo.

El primer trasplante de este tipo en el centro hospitalario se realizó el pasado 11 de septiembre a una paciente de 70 años con el endotelio dañado. La técnica utilizada fue la de DSAEK, que remplaza sólo las capas posteriores de la córnea (Descemet y endotelio), conservando el resto de capas.

De esta manera, la cirugía, que tuvo una duración de dos horas aproximadamente, consistió en extraer la capa endotelial dañada y sustituirla por el endotelio sano del donante.

Para el doctor Manuel Sánchez-Gijón, quien ha estado recientemente en el Instituto NIIOS de Rotterdam, centro pionero a nivel mundial en técnicas de trasplante endotelial, "este nuevo procedimiento supone una opción excelente para aquellos pacientes que padecen una distrofia del endoltelio (suelen ser pacientes mayores de 50 años) y aquellos con una querotopatía bullosa pseuofaquica, los cuales sufren una hiperhidratación de la córnea debido a una disfunción del endotelio".

Por su parte, alrededor de veinte pacientes al año, la mitad de los trasplantes de córnea que se realizan en el centro hospitalario anualmente, podrán beneficiarse de este nuevo procedimiento realizado por primera vez en el HUC.

TRASPLANTE DE ENDOTELIO CORNEAL

Respecto a la operación, se trata de una cirugía que permite una recuperación visual más rápida, un mes frente al año del trasplante de córnea tradicional. La herida quirúrgica es muy pequeña, no requiere de puntos de sutura y genera menor astigmatismo postoperatorio.

Además, reduce las posibilidades de rechazo debido a que el tejido trasplantado es menor así como se reducen las complicaciones intraoperatorias y permite recambiar el tejido trasplantado.