11 de diciembre de 2009

El Hospital Río Hortega de Valladolid, autorizado para el trasplante de células madre de las familias de los pacientes

VALLADOLID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Regional de Trasplantes, reunida hoy en Valladolid, autorizó al Hospital Universitario Río Hortega el inicio del programa de trasplante alogénico emparentado -el donante es un familiar- de progenitores hematopoyéticos, es decir, células madre a partir de las cuales se forman las células sanguíneas.

Según informó hoy el Gobierno autonómico en un comunicado de prensa recogido por Europa Press, este centro se une así al Complejo Asistencial de Salamanca, que realiza esta técnica desde 1995.

Las mismas fuentes explicaron que el trasplante de células progenitoras de la hematopoyesis (producción o formación de células sanguíneas) es necesario en los enfermos que sufren enfermedades congénitas o adquiridas (como leucemia aguda o crónica, aplasias medulares, inmunodeficiencias, determinados cánceres, desarrollo incompleto o defectuoso de las células o problemas en el sistema de defensa del organismo) en las que la médula ósea pierde la capacidad de producir correctamente las células de la sangre.

La médula ósea es un tejido suave y esponjoso que se encuentra dentro del hueso y la sangre se origina a partir de células madre producidas dentro de ella. Estas células precursoras -que son las que se renuevan con un trasplante- se transforman en uno de los tres tipos de células sanguíneas maduras -glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas- y entran al torrente sanguíneo.

Las mismas fuentes recordaron que la falta de formación de células sanguíneas conlleva un peligro grave para la salud (infecciones) y, en muchos casos, hace peligrar la vida de los enfermos. De este modo, cuando el tratamiento médico (con quimioterapia o radioterapia) es insuficiente, el trasplante es "la única opción para la mejora de la salud del enfermo o para conservar su vida con una calidad aceptable".

La Junta explicó también que el trasplante se puede hacer con células de donante (trasplante alogénico) o con células del mismo enfermo (trasplante autólogo) previamente extraídas, tratadas y vueltas a inyectar posteriormente.

Para la práctica de un trasplante alogénico tiene que haber compatibilidad biológica entre el donante y el receptor para evitar el rechazo, lo que hace que en primer lugar se busque entre los familiares más cercanos (trasplante alogénico emparentado). Existe una probabilidad del 25 por ciento de que un hermano o hermana del paciente sea perfectamente compatible. De no ser así, se estudia a los padres y luego se continúa con el resto de la familia.

La Junta explicó que si no se encuentra, se inicia una búsqueda, nacional y/o internacional de un donante voluntario no emparentado. En nuestro país esta búsqueda corre a cargo del Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO).

El Gobierno autonómico precisó que en el trasplante se proporcionan al enfermo células progenitoras de la hematopoyesis sanas que pueden proceder de tres tejidos diferentes como la médula ósea, sustancia que está en la parte interna de los huesos y que produce células sanguíneas.

Mediante múltiples punciones óseas en la parte posterior de la pelvis se extrae una determinada cantidad de médula que se trasplanta posteriormente al receptor, por vía endovenosa, con el objetivo de sustituir las células enfermas.

Las células también pueden proceder de sangre de cordón umbilical que contiene una gran cantidad de células especializadas en la renovación de células sanguíneas, cuyo trasplante permite tratar pacientes con la medula ósea enferma. Las mismas fuentes precisaron que puede hacer la donación cualquier embarazada sana que haya tenido un embarazo normal, siempre que el parto se produzca en un centro autorizado para la obtención de la sangre de cordón.

"Esta donación presenta la ventaja de que la sangre se puede almacenar en bancos de sangre y conocer inmediatamente la compatibilidad con el receptor", destacó el Gobierno autonómico.

Las células también se pueden extraer de sangre periférica, tratamiento presenta la ventaja de que permite una recuperación más rápida del paciente. "Cada vez es más frecuente el trasplante autólogo de células de sangre periférica, sobre todo para el tratamiento de algunos tumores", informó la Junta.

El Complejo Asistencial de Salamanca es responsable del Registro de Donantes de Médula Ósea en Castilla y León y el año pasado realizó 916 tipajes de posibles donantes (análisis de sangre que determinan la compatibilidad tisular y evitar así el rechazo inmunológico), de los cuales 425 fueron donantes voluntarios, 322 familiares, 98 pacientes nuevos y 71 donantes no emparentados. En el REDMO hay ya 72.157 donantes recogidos y tipados.