10 de marzo de 2014

Hospital Quirón Zaragoza ayuda a que las mujeres oncológicas puedan ser madres en el futuro

El centro ha puesto en marcha un Programa de Preservación de la Fertilidad

Hospital Quirón Zaragoza ayuda a que las mujeres oncológicas puedan ser madres en el futuro
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Hospital Quirón Zaragoza ha puesto en marcha el Programa de Preservación de la Fertilidad en mujeres oncológicas, con el que pretende que aquellas pacientes jóvenes que van a ser sometidas a un tratamiento contra el cáncer puedan mantener la posibilidad de ser madres en el futuro. A través de esta iniciativa, tendrán acceso de forma gratuita a técnicas de vitrificación de óvulos para que puedan ver cumplidos sus deseos de maternidad.

Tal y como ha explicado el director de la Unidad de Reproducción Asistida de Hospital Quirón Zaragoza, el doctor Antonio Urries, los tratamientos de quimioterapia y radioterapia pueden causar en las mujeres severas alteraciones de la función ovárica y, con ello, pueden ver afectada su fertilidad.

Para todas aquellas que quieran ser madres, la congelación de óvulos puede ser una respuesta. El especialista ha indicado que " "la actual posibilidad de criopreservar óvulos mediante técnicas de vitrificación abre una nueva esperanza de maternidad en aquellas mujeres que por distintos problemas (médicos o no) puedan llegar a perder su potencial reproductivo en un futuro más o menos próximo".

El proceso se inicia con la extracción, para lo que se realiza un estimulación ovárica que permita obtener un buen número de óvulos, seguida de una punción transvaginal ecoguiada al igual que se realiza en los ciclos de Fecundación In Vitro.

Una vez obtenidos, los óvulos se conservan a muy baja temperatura (-196ºC) en los bancos criogénicos existentes en las unidades de reproducción asistida hasta el momento en que la mujer considere adecuado comenzar su etapa reproductiva o haya superado su enfermedad.

Al obtener embriones con carga cromosómica correcta, los resultados alcanzados reflejan una mayor tasa de embarazo y una menor de abortos incluso en las mujeres de mayor edad.

De este modo, esta técnica ha mostrado altos niveles de éxito en mujeres con antecedentes familiares de fracaso ovárico precoz, o entre aquellas que, simplemente por motivos personales o profesionales, deciden aplazar su maternidad a épocas en las que hayan podido perder o disminuir drásticamente su fisiológico potencial reproductivo.

"Hay que tener en cuenta que en los últimos años se ha visto incrementado en un 70 por ciento el número de mujeres que han dado a luz entre los 40 y 44 años", ha recordado el doctor Urries.

Para leer más