30 de marzo de 2015

El Hospital Provincial Castellón, premiado por su labor investigadora en radioterapia intraoperatoria

CASTELLÓN, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un comité científico propuesto por la Conselleria de Sanidad y las Fundaciones de investigación sanitaria ha reconocido la labor investigadora de los profesionales del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón en el ámbito de la radioterapia intraoperatoria.

Esta técnica permite administrar durante la intervención quirúrgica una elevada dosis de radiación sobre la zona afectada por un tumor protegiendo los tejidos sanos. Desde su puesta en marcha, en 2008, un centenar de pacientes han sido tratados con esta modalidad terapéutica.

El comité, presidido por el doctor Santiago Grisolía, ha valorado la aportación de los investigadores del centro en el desarrollo y modernización de esta técnica, que se realiza en unos cincuenta hospitales en todo el mundo, de los que cinco son españoles, entre ellos el Provincial de Castellón, el único de la Comunitat Valenciana.

El comité ha destacado la intensa trayectoria investigadora del radiofísico hospitalario Juan López Tarjuelo, quien a sus 37 años ha participado en seis proyectos de investigación con financiación pública nacional competitiva y cuenta con ocho publicaciones internacionales con índice de impacto.

Los proyectos llevados a cabo por los profesionales del centro han permitido avanzar en la mejora de la calidad de los tratamientos y se han introducido técnicas como la dosimetría en vivo y de análisis de fallos que mejoran los procedimientos de seguridad para el paciente.

Las principales guías clínicas oncológicas consideran esta modalidad terapéutica una herramienta fundamental para el tratamiento de tumores especialmente complejos como los localmente avanzados de recto, sarcomas o recaídas de tumores intraabdominales.

Se trata de una técnica multidisciplinar que requiere la colaboración y coordinación de un equipo formado por anestesistas, cirujanos especializados en oncología, cirujanos plásticos, radioterapeutas, patólogos, radiofísicos y personal de enfermería de estas especialidades.

La ventaja de esta modalidad terapéutica es que permite incorporar al tratamiento del cáncer una dosis única de alta radiación durante la intervención quirúrgica en un tumor no resecado o en el lecho quirúrgico y los tejidos normales sin afectación tumoral son desplazados del haz de radiación.

Al consistir en un tratamiento integral de una sola vez se evitan posteriores sesiones con el acelerador, lo que evita dilatar el tratamiento en el tiempo y se incrementan las curaciones completas.