3 de marzo de 2014

Hospital de La Princesa estrena nueva Unidad de Reanimación postanestésica de alta complejidad

La reforma de la unidad ha permitido reunir en una sola planta tres unidades que antes estaban en distintas ubicaciones

Hospital de La Princesa estrena nueva Unidad de Reanimación postanestésica de alta complejidad
EUROPA PRESS

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, ha visitado este lunes la nueva Unidad de Reanimación post anestésica de alta complejidad del Hospital de la Princesa, que acaba de ser reformada con mejoras en confort para los pacientes, tecnología y funcionalidad, gracias a una inversión total de 542.000 euros.

Con 20 camas, atiende tanto las necesidades de recuperación postanestésica, como las complicaciones que puedan presentar los 6.200 pacientes intervenidos quirúrgicamente que pasan cada año por la misma.

La nueva REA depende del Servicio de Anestesiología y comprende un espacio de 529 metros cuadrados situado en la planta séptima del centro con luz natural, para mejorar grado de confort visual de los pacientes ingresados.

Una de las grandes ventajas de la reforma es que hasta la ejecución de la misma la Unidad estaba repartida en tres plantas diferentes. A partir de la obra, toda el Área de Reanimación se concentra en una sola planta, perfectamente comunicada con el Área de quirófanos, facilitando el trabajo para los profesionales.

De las totalidad de las camas, tres se han configurado como boxes para pacientes críticos en régimen de aislamiento, siete para cuidados intermedios, es decir aquellos que requieren observación o intervención más frecuente, y las otras diez para el resto de pacientes intervenidos, que en todos los casos permanecen un mínimo de tres horas en la Unidad.

Las camas de cuidados intermedios disponen del equipamiento necesario para convertirse en camas para pacientes en situación crítica. Los boxes de pacientes críticos son habitaciones individuales, que favorecen la privacidad. Están aisladas acústicamente y también frente a posibles infecciones.

"Es un servicio modelo y la inversión en el REA es un ejemplo de que no hay ninguna previsión de que este hospital disminuya su actividad y pueda cerrar. Entre esto, el acelerador lineal y otras inversiones aquí se ha invertido en el último año mil millones de euros. Hay un apoyo expreso a este hospital, que calmarán las versiones que había de que se pretendía cerrar este hospital", ha dicho el consejero.

ALTA TECNOLOGÍA

La recién estrenada Unidad está dotada de los recursos tecnológicos más avanzados para responder eficazmente ante el periodo postoperatorio de intervenciones de todo tipo, pero especialmente ante aquellas de la máxima complejidad como pueden ser las de neurocirugía, cirugía cardiaca, vascular o torácica, otorrinolaringología o traumatología y ortopedia.

Entre estos recursos destacan respiradores versátiles, técnicas para llevar a cabo hemofiltración, ventilación no invasiva y ecógrafo propio.

La Unidad cuenta con un sistema de información clínica electrónica que permite disponer de los datos médicos del paciente en cualquier punto de la misma. También tiene una red wifi que facilita la utilización de dispositivos móviles para la recogida de información del paciente a pie de cama, lo que se denomina Unidad sin papeles.

"Tienen un programa informático pionero en toda la comunidad, donde controlan cómo va evolucionando cada paciente. Está totalmente informatizado y no se utilizan papeles. Este es un ejemplo del apoyo de la Consejería de potenciar la Sanidad pública, gratuita, universal y eficiente", ha dicho el consejero.

Por otro lado, en cuanto a la organización, se vertebra sobre un equipo humano multidisciplinar y altamente cualificado en los aspectos más novedosos de la medicina perioperatoria, es decir todos aquellos que tienen que ver con la fase previa a la intervención, la intervención en sí misma y el postoperatorio inmediato.

De hecho acaba de concluir la novena edición del Curso de Medicina Perioperatoria que organiza anualmente el Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital de La Princesa, y al que acuden anestesiólogos españoles y extranjeros del máximo nivel.

Javier Rodríguez ha concluido la visita añadiendo que desde la Administración regional tienen que dar servicio pero "al mejor precio" y por eso tienen que tomar "medidas de racionalidad" porque "los recursos son escasos y las demandas son infinitas y hay que priorizar cosas".

"He estado reunido con los jefes de servicio, se lo he explicado. Ellos son conscientes perfectamente de la situación y nos ayudarán a que entre todos con menos podamos hacer más. Ese es el objetivo de todos", ha añadido.