28 de febrero de 2014

El Hospital La Paz incorpora un laboratorio robotizado para analíticas

El Hospital La Paz incorpora un laboratorio robotizado para analíticas
CARLOS IGLESIAS

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Hospital La Paz de Madrid ha incorporado a su servicio de Análisis Clínicos un nuevo laboratorio robotizado de última generación para la realización de pruebas analíticas.

Se trata de uno de los laboratorios automatizados --denominados 'CORE'-- más grandes y modernos de España, en el que se han encadenado los diversos equipos que realizan los análisis clínicos más habituales para agilizar el trabajo y reducir los tiempos de las pruebas analíticas.

El nuevo espacio, de 700 metros cuadrados, concentra en un solo laboratorio el trabajo que se realizaba hasta ahora en 4 ubicaciones diferentes dentro del hospital, mejorando la agilidad, la eficacia, la calidad y la seguridad de los procesos, en definitiva, reduce los tiempos de respuesta lo que supone llegar antes al diagnóstico de enfermedades.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha visitado este laboratorio, del que ha asegurado que es una apuesta de la Comunidad por "mejorar" la asistencia sanitaria en la red de hospitales a través de la inversión de cerca de 4 millones de euros en la automatización de procesos analíticos.

"La sanidad pública madrileña cuenta con el mayor y más moderno equipamiento tecnológico de España", ha comentado, para recordar que en los últimos años la región ha invertido más de 210 millones en incorporar cerca de 1.100 nuevos equipos de alta tecnología sanitaria, con el objetivo de mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades.

En concreto, el nuevo laboratorio dispone de un sistema de automatización que consiste en una gran cadena robotizada, que integra los procesos preanalíticos, analíticos y postanalíticos, de transporte de muestras con 15 equipos analizadores de última generación conectados que, unido a un sistema de información específico, coordina el movimiento del tubo hacia cada analizador en función de la prueba que el médico ha solicitado para el paciente.

Así, tras cargar el tubo a través de una tolva, la cadena robotizada realiza de forma automatizada todas las tareas como el destaponado, procesado de la muestra, sellado y desellado del tubo, separación de componentes de la sangre, taponado del tubo, conservación refrigerada y eliminación del tubo al contenedor de residuos.

Esta actuación permite lograr más eficiencia en la utilización de espacios destinados a laboratorios, ya que se aglutina en una sola planta la actividad que antes se realizaba en cuatro ubicaciones diferentes dentro del hospital. Al reducirse los circuitos, también se reducen los tiempos de espera para los resultados de las pruebas, y por tanto, el diagnóstico de las enfermedades.

Y es que, la automatización permitirá una reducción del gasto de material ya que se va a poder trabajar con menos tubos de extracción, lo que implica, asimismo, que hay que extraer menos cantidad de sangre al paciente para realizar las pruebas analíticas.

Este sistema de gestión produce también una simplificación de los procesos preanalíticos con una mayor y mejor supervisión, reducción de errores en todas las fases, una mejor trazabilidad de las pruebas realizadas y mayor seguridad para el paciente.

En el nuevo laboratorio se pueden realizar alrededor de 100 tipos de pruebas automatizadas de bioquímica básica, inmunoensayo (hormonas, marcadores tumorales, vitaminas), hematología y coagulación básica, análisis sistemático de orina con sedimento automatizado, proteinograma y hemoglobina glicosilada.

El Servicio de Análisis Clínicos, que está dirigido por el doctor Antonio Buño, dispone, además, de una moderna Unidad de Extracciones, un Laboratorio de Urgencias, una Unidad de Preanalítica, un Laboratorio de Andrología y Reproducción y otros laboratorios específicos para hormonas, gastroenterología, neuroquímica y metabolismo.

La actividad de estos laboratorios del Hospital La Paz se ha ido incrementando notablemente desde el año 2008 al asumir la actividad de los centros de especialidades cercanos, del Hospital de Cantoblanco y, recientemente, del Hospital Carlos III.