20 de noviembre de 2014

El Hospital Niño Jesús impulsa iniciativas en los centros de día para evitar los ingresos de niños

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Niño Jesús potencia a la actividad de los hospitales de día que ofrecen tratamientos ambulatorios para evitar ingresos, favoreciendo la normalización de la vida del niño enfermo y de su familia.

Desde el hospital explican que gracias a La Convención sobre los derechos del niño, que cumple ahora 25 años, han tenido lugar grandes cambios, como la dedicación de espacios exclusivos a la actividad lúdica y el juego, el diseño de programas de ocio para encamados inmovilizados, y la puesta en marcha de un colegio dentro del hospital son algunas que atienden a aspectos no sanitarios.

De igual modo, la posibilidad de que los niños estén acompañados en el hospital, -incluida la UCI-, las 24 horas del día, o la creación de equipos multidisciplinares en el caso de pacientes crónicos, que contemplen el abordaje integral, o la puesta en marcha de una unidad de cuidados paliativos pediátricos para toda la comunidad de Madrid, son ejemplos de las iniciativas sanitarias.

Por otro lado, la atención a los menores maltratados es otro de los aspectos en los que desde un tratamiento interdisciplinar, y con protocolos de detección específicos, "más se ha conseguido", admiten. Como en otras muchas situaciones, en éstas la labor que realizan los trabajadores sociales dentro del hospital, y en coordinación con otras instituciones, "ha permitido mejorar el tratamiento y la protección que se ofrece a los niños".

EL HOSPITAL INTRODUCE PRÁCTICAS PARA NORMALIZAR LA VIDA DEL PACIENTE

En el Hospital Niño Jesús se ha intentado normalizar al máximo la vida del paciente en el hospital de día, a través de la realización de tratamientos ambulatorios, evitando el ingreso y favoreciendo el contacto del paciente con su familia, que se ha incrementado globalmente en casi un 40 por ciento.

Además, la Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos del hospital presta servicio a todos bebés niños o adolescentes de la Comunidad de Madrid en situación terminal o con enfermedad de pronóstico letal. La Unidad "ofrece a estos pacientes y a sus familias una atención integral y personalizada". Son atendidos en el lugar en el que se encuentren y se ofrece atención presencial o telefónica las 24 horas.

El equipo puede desplazarse a cualquier hospital de la red de la Comunidad de Madrid, al domicilio de paciente o al centro residencial en el que vive. La coordinación y colaboración de los profesionales sanitarios, tanto médicos como enfermeras de Atención Primaria así como de instituciones locales de diferente índole "es fundamental para poder garantizar la mejor calidad de vida para la familia".