17 de septiembre de 2014

Hospital de Manacor abre una consulta de educación terapéutica sobre la diabetes

Se siguen diversos programas dirigidos a niños y jóvenes y también adultos y gestantes

PALMA DE MALLORCA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) - -

En el Hospital de Manacor se ha creado una consulta de educación terapéutica sobre la diabetes, conducida por una enfermera educadora, que está integrada en el equipo multidisciplinario que atiende a los pacientes de diabetes del área de Llevant.

El objetivo de la consulta es formar, convencer y motivar a los pacientes de diabetes y darles apoyo para que participen activamente en su tratamiento, aprendan a solucionar las limitaciones que la enfermedad les cree y afrontar las actividades de la vida cotidiana, según ha informado el Govern en un comunicado.

Se pretende lograr dicho objetivo por medio de unos programas educativos adecuados a cada persona e integrados en el proceso de tratamiento, con los que se intenta conseguir el autocontrol de la enfermedad facilitando a los pacientes y a sus familiares la adquisición de conocimientos, habilidades y destrezas relativos a la diabetes, y también modificar actitudes y comportamientos.

En esta consulta se siguen diversos programas de educación dirigidos a niños y jóvenes, y también a adultos y gestantes. Cada programa está planificado y es progresivo dependiendo de los objetivos que se pretenda lograr. El contenido cubre todas las necesidades individuales, ya que se adapta al nivel de aprendizaje y a la cultura de cada paciente.

Así, para abordar este proceso se pueden utilizar diferentes métodos y estrategias según las características de cada persona. Por ejemplo, algunas sesiones necesitan un abordaje individual, pero otras pueden resolverse en grupo.

El tratamiento de la diabetes incluye tanto la pauta farmacológica para conseguir normalizar el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre como la educación diabetológica, como pilar fundamental en los cuidados y la atención a las personas con diabetes.

Esta es la medida más eficiente para lograr un buen control y reducir las complicaciones de la enfermedad, que a largo plazo pueden tener consecuencias con un alto coste humano, social y económico.

El hecho de que la diabetes sea una enfermedad crónica que puede ser controlada por el propio paciente _y así debería ser_ demuestra la importancia de que las acciones y los programas educativos vayan dirigidos a las personas afectadas y a su entorno familiar. De hecho, el 90 % de las decisiones que afectan al resultado del tratamiento deben tomarlas los propios pacientes de diabetes y sus familiares.

CONTROL DE LA ENFERMEDAD

Con los programas de educación sobre la diabetes, estos pueden llegar a conseguir una formación adecuada, lo que favorecerá decididamente el control óptimo de la enfermedad y la sensación de bienestar.

Las personas afectadas por la diabetes reciben la información y adquieren las habilidades necesarias que les permitan adquirir un compromiso en el proceso terapéutico, entendiendo la enfermedad y las bases del tratamiento y de qué modo pueden integrarlo en la vida cotidiana.