Hospital madrileño crea por primera vez en España un servicio multidisciplinar para tratar la malabsorción alimentaria

Hospital madrileño crea por primera vez en España un servicio multidisciplinar para tratar la malabsorción alimentaria
6 de septiembre de 2018 HOSPITAL BEATA MARÍA ANA

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Beata María Ana de Madrid, perteneciente a Hospitales Católicos de Madrid, ha incorporado por primera vez el servicio 'Inmunomet', el primero que se crea en España con carácter multidisciplinar dedicado a la asistencia de pacientes con malabsorción alimentaria y disbiosis intestinal.

En el nuevo servicio, dirigido por el doctor José Vigaray Conde, trabajan de manera coordinada todas las unidades de Digestivo Medico Quirúrgica (endoscopias y pruebas funcionales), Laboratorio Clínico, Diagnóstico por Imagen, Reumatología, Neumología y ORL.

El servicio lo integran 15 facultativos, cada uno de ellos especializado en los campos de la alergia, la endocrinología, el aparato digestivo, la medicina interna, la dermatología, la medicina de familia, la nutrición, la psicología y la neuropsicología.

"La malabsorción alimentaria y la disbiosis intestinal son aún grandes desconocidos de la profesión médica y la ciudadanía en general, que ignora que afecta a la mayoría de la población y que están implicadas en múltiples enfermedades crónicas", ha explicado el doctor Conde, para avisar de que hay más de 120 enfermedades crónicas, sobre todo digestivas, inmunológicas y/o metabólicas, relacionadas con esta dolencia.

En concreto, el servicio 'Inmunomet' del Hospital Beata María Ana aplica un método propio para el abordaje de estas enfermedades, basado en la secuencia: diagnóstico, suplementación, dieta y reintroducción de alimentos.

En la fase de diagnóstico, se lleva a cabo una evaluación multidisciplinar de la salud digestiva, inmunoalérgica, cutánea, endocrino-metabólica, reumatológica, neurológica y/o psicoemocional de los pacientes, con participación de especialistas de las diversas especialidades médicas.

En esta fase, además, se aplican protocolos exclusivos con estudios de alergia y malabsorción completos y estudios integrales de salud intestinal, que incluyen evaluación de disbiosis, sobrecrecimiento bacteriano, inflamación y permeabilidad intestinal.

Por su parte, el tratamiento contempla dietas propias y exclusivas de restricción o exclusión de alimentos según el diagnóstico y la clínica de los pacientes, que son actualizados permanentemente.

Finalmente, el servicio lleva adelante líneas de investigación propias aplicadas a sus protocolos, y desarrolla al mismo tiempo nuevos test genéticos y estudios de metabolitos bacterianos (metaboloma), y documenta y analiza una base de datos con modelos de asociación estadística e hipótesis predictivas.