18 de mayo de 2015

El Hospital de Elche realiza pruebas de detección precoz de cardiopatías a 600 neonatos

ALICANTE, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El Hospital General Universitario de Elche ha realizado 600 pruebas de detección precoz de cardiopatías en recién nacidos desde la puesta en marcha de esta técnica pionera hace seis meses. Los especialistas estiman que este año se beneficiarán de ella 1.000 niños aproximadamente.

Esta prueba instaurada por los profesionales de la Sección de Neonatología y de la Unidad de Cardiología del hospital ilicitano es "sencilla, indolora, no invasiva y sin riesgos para el niño", según han apuntado fuentes del centro. Consiste en una técnica o prueba diagnóstica denominada pulsioximetría que determina el porcentaje de saturación de oxígeno de la hemoglobina en la sangre del paciente.

El jefe de Sección de Neonatología, José Luis Quiles, ha explicado que "se trata de un cribado o 'screening', que consiste en la detección de una enfermedad en un niño que está aparentemente sano. Concretamente, se realiza mediante la colocación de dos sensores en la mano y pie del bebé, que miden la cantidad de oxígeno que llega a la piel".

"Así, con unos minutos más de dedicación, combinados con una buena exploración física, se mejora de forma importante la detección de cardiopatías en el recién nacido y se puede evitar la aparición de insuficiencia cardiaca e incluso el fallecimiento", ha destacado.

De esta manera, los especialistas pueden descartar enfermedades del corazón que han pasado desapercibidas en las ecografías previas al nacimiento, algo que sucede a entre uno y dos niños de cada 1.000.

TÉCNICA PIONERA EN ESPAÑA

Esta prueba se puso en marcha por primera vez en los países nórdicos en el año 2007 y, posteriormente, se extendió a Estados Unidos y otros países. Actualmente, el cien por cien de los recién nacidos de países como Suecia, Noruega, Finlandia y EEUU son sometidos a ella antes del alta de maternidad.

En España, la pulsioximetría en recién nacidos sólo se lleva a cabo de forma sistemática en los Hospitales Virgen de las Nieves de Granada, y Virgen del Rocío de Sevilla, aunque otros centros del país se han ido incorporando.

La pulsioximetría se suma así a otras pruebas que se realizan a los recién nacidos como la conocida "prueba del talón", encaminada a descartar enfermedades metabólicas congénitas como hipotiroidismo, fenilcetonuria, galactosemia o fibrosis quística y que consiste en la obtención de una muestra de sangre del neonato mediante un pinchazo en el talón.

El Hospital General Universitario de Elche dispone también de una consulta de otoemisiones acústicas en la que se realizan pruebas auditivas a los recién nacidos para descartar determinadas patologías y comprobar la correcta función del oído del niño.