29 de septiembre de 2014

El Hospital de Elche pone en marcha una técnica quirúrgica pionera para la carcinomatosis peritoneal

ALICANTE, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Hospital General Universitario de Elche (Alicante) ha puesto en marcha una técnica quirúrgica pionera en la provincia, la cirugía radical de citorreducción peritoneal y quimioterapia intraperitoneal hipertérmica (HIPEC) para tratar la carcinomatosis peritoneal.

Según ha informado la Generalitat en un comunicado, mediante esta cirugía ya se han intervenido a dos pacientes en lo que va de año --en marzo y el pasado jueves--, con resultados satisfactorios. Asimismo, se espera atender con ella a entre seis y ocho personas más en 2014 y duplicar esta cifra el año próximo.

La técnica consiste en combinar una resección quirúrgica radical de los implantes peritoneales, asociando quimioterapia intraperitoneal. Los especialistas han recordado que "el peritoneo es la membrana de revestimiento interna que rodea a todos los órganos y vísceras del abdomen".

La carcinomatosis peritoneal supone la diseminación o extensión de un cáncer originado en algún órgano o víscera del abdomen por toda la cavidad peritoneal. Inicialmente puede ser asintomática o presentarse en forma de leves molestias abdominales.

Los tumores que más frecuentemente producen carcinomatoris peritoneal son el cáncer de ovario, cáncer colorrectal, pseudomixoma peritoneal, mesotelioma peritoneal, sarcomas derivados de la pared intestinal y cáncer gástrico. La realización de cirugía citorreductora y administración de quimioterapia intraperitoneal constituye una alternativa para su tratamiento curativo.

VENTAJAS

El tratamiento tradicional de la carcinomatosis peritoneal ha sido paliativo, a base de quimioterapia sistémica, que tiene un acceso limitado a la cavidad peritoneal y reduce su eficacia. De esta forma, la administración de quimioterapia por vía intraperitoneal permite que el fármaco alcance concentraciones muy superiores en el peritoneo y los implantes.

Según el doctor Francisco Javier Lacueva, "la técnica consiste en una cirugía radical o citorreducción a ser posible completa, con el objetivo de eliminar toda la carga tumoral visible por el ojo del cirujano". Lacueva ha añadido que "esta cirugía se combinaría con una quimioterapia locorregional hipertérmica dirigida, llevada a cabo en la misma intervención" y ha destacado que tras la operación, el paciente "sigue un tratamiento de quimioterapia postoperatoria".

Para el director-gerente del Departamento Elche-Hospital General, el doctor Antonio Muñoz, "estamos hablando de una importante mejora en la atención de los pacientes con esta patología, que ha sido posible gracias a los excelentes profesionales con los que cuenta el Hospital General Universitario de Elche y que han hecho posible que el de Elche sea el cuarto hospital público en poner en marcha la técnica".

Esta cirugía también la practican el Hospital Clínico Universitario de Valencia, el Hospital General Universitario de Castellón y el Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, según ha informado Muñoz.