31 de marzo de 2014

El Hospital Clínico incorpora un arco quirúrgico portátil para cirugía menor de patologías oculares

Permitirá realizar al año 4.000 intervenciones, un 30% más que con la cirugía tradicional

El Hospital Clínico incorpora un arco quirúrgico portátil para cirugía menor de patologías oculares
EUROPA PRESS

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Clínico San Carlos cuenta desde principios de año con un arco quirúrgico plegable y portátil en una sala adaptada, situada en el área de Consultas Externas del Servicio de Oftalmología, destinado a la realización de cirugías 'menores' de los pacientes con patología ocular.

Con este equipamiento, este hospital se convierte en el segundo de España en contar con esta tecnología, que aporta "ventajas" tanto para los pacientes como para el propio centro, "ya que reduce tiempos de esperas y citas y permite un uso más racional de los recursos".

Se trata de un espacio que recrea las condiciones de seguridad y asepsia de un quirófano tradicional en el que se realizan intervenciones de cirugía mayor ambulatoria, incluyendo inyecciones intraoculares para el tratamiento de la degeneración macular y otras afecciones retinianas, cirugías de lesiones palpebrales menores como verrugas, curas postquirúrgicas, como retiradas de suturas, y otras cirugías menores de superficie ocular.

Este tipo de intervenciones supusieron, en 2013, casi el 30 por ciento de la actividad quirúrgica total del Servicio de Oftalmología del Clínico San Carlos de Madrid, que superó las 10.000 cirugías, según informa la Consejería de Sanidad en un comunicado.

En total, más de 3.000 cirugías menores realizadas el año pasado en el quirófano 'convencional' podrán realizarse ahora en el nuevo arco quirúrgico plegable 'ArcSterile'.

Esto permitirá aumentar la productividad quirúrgica del citado Servicio de Oftalmología, que dirige el doctor Julián García Feijóo, entre un 25 y un 30 por ciento, lo que supondría llegar a casi 4.000 cirugías menores en el presente año.

COMODIDAD Y SEGURIDAD PARA LOS PACIENTES

El arco quirúrgico portátil supone importantes ventajas para los enfermos, a quienes les proporciona mayor comodidad ya que simplifica los trámites del bloque quirúrgico, ahorrando citas y tiempos de espera y reduciendo de forma importante el tiempo de preparación de los mismos.

La principal ventaja para el hospital es que reduce la ocupación de sus quirófanos que se destinan a intervenciones de más complejidad, ahorrando costes y aportando una mejor racionalización de los recursos.

Respecto a la seguridad, gracias a los "novedosos" sistemas de esterilización con los que cuenta, la cirugía se realiza de forma totalmente segura para el paciente. El arco quirúrgico portátil garantiza una calidad de aire ISO 5 en el campo operatorio durante todo el tiempo que dure el proceso quirúrgico.

Esto es posible gracias a tres mecanismos: por un lado, se produce un flujo de aire ultrafiltrado y laminar (lo que evita mezclas con aire "sucio"). Existe, además, una constante renovación del aire, lo que asegura la calidad del mismo independientemente del tiempo de la cirugía .

Y, por último, se crea una sobrepresión dinámica generada por la corriente de aire que fluye, sin que esto produzca diferencias de presión dentro de la sala.