Hm Torrelodones usa el material de endourología de última generación para tratar piedras en el riñón

Hm Torrelodones usa el material de endourología de última generación para tratar piedras en el riñón
20 de agosto de 2018 HM HOSPITALES

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Urología del Hospital Universitario HM Torrelodones está tratando a sus pacientes con litiasis urinaria con el material de endourología de última generación para quitarles las piedras en el riñón.

El equipo dispone "de los últimos avances técnicos en este campo", tales como el nefroscopio para cirugía percutánea con calibres pequeños, ureteroscopio flexible, vainas y láser. Todo ello para ofrecer "un tratamiento óptimo y de excelencia en la patología litiásica, sobre todo desde el campo de la Endourología", según ha declarado el jefe del Servicio de Urología del Hospital Universitario HM Torrelodones, Juan Francisco Hermida Pérez

Todo ello para el tratamiento de la litiasis urinaria, la aparición de cuerpos sólidos, denominados cálculos, en el aparato urinario superior, es decir, en riñones o uréter. Según explica Hermida Pérez, "los cálculos se forman por la cristalización de algunos componentes excretados por la orina que se encuentran en una concentración suficiente para no disolverse".

La sintomatología depende de la localización del cálculo, del tamaño, la migración y el grado de obstrucción que está provocando. La litiasis urinaria suele asociarse al cólico nefrítico, "temido por el intenso dolor que produce".

Sin embargo, las piedras en el riñón no siempre se asocian a procesos dolorosos, ya que incluso hay ocasiones en las que el paciente puede permanecer asintomático. Así, según ha señalado el doctor, "pueden existir litiasis asintomáticas o con síntomas mínimos que se manifiestan más por sus complicaciones -infecciones, fiebre- que por la litiasis en sí".

La causa más frecuente de la litiasis urinaria es una ingesta de agua insuficiente. Pero existen varias razones por las cuales estas sustancias pueden encontrarse en la orina en una concentración mayor, como trastornos del metabolismo, un exceso de ácido úrico, enfermedades infecciones o algunas malformaciones congénitas.