Hipercolesterolemia familiar: una 'bomba de relojería' para el corazón que está infradiagnosticada

Se caracteriza por niveles de colesterol elevados desde el nacimiento y enfermedad cardiovascular prematura

Hipercolesterolemia familiar: una 'bomba de relojería' para el corazón que está infradiagnosticada
24 de septiembre de 2018 FUNDACIÓN HIPERCOLESTEROLEMIA FAMILIAR

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Hipercolesterolemia Familiar (FHF) ha señalado que, con un diagnóstico y tratamiento de la enfermedad adeducados, se podrían evitar un total de 25.000 episodios coronarios en España, de los cuales entre el 20 y el 25 por ciento serían mortales.

Con motivo del Día Internacional de la Hipercolesterolemia Familiar, que se celebra este lunes, la comunidad de expertos en este campo, los pacientes y sus familias, representados por la FHF, han hecho un llamamiento para que autoridades, profesionales sanitarios y todos los grupos de interés "sumen esfuerzos" y sitúen la HF entre "las políticas prioritarias de salud pública".

En las personas con hipercolesterolemia familiar se produce una elevación muy acusada de los niveles de colesterol ligado a proteínas de baja densidad (c-LDL o 'colesterol malo') desde el nacimiento, lo que puede provocar enfermedad cardiovascular prematura. La dolencia, según asegura la FHF, afecta a la mitad de la descendencia de una persona con esta enfermedad.

Estiman que afecta a una de cada 250 personas, por lo que en todo el mundo hay 30 millones de personas con esta condición y más de 180.000 en España. No obstante, desde la Fundación lamentan que "la mayoría de las personas con HF no se han diagnosticado ni se tratan de forma adecuada, a pesar de que los niveles de colesterol elevados suponen una auténtica 'bomba de relojería' desde el punto de vista de la salud cardiovascular".

El presidente de la FHF, Pedro Mata, ha indicado que la enfermedad cardiovascular prematura asociada a la hipercolesterolemia familiar puede reducir la esperanza de vida entre 20 y 40 años (más de 5 millones de años de vida perdidos en España), por lo que "es un reto de salud pública, y su detección y tratamiento debe ser obligatorio para el sistema sanitario".

El experto ha recordado que, de acuerdo con los datos del estudio de seguimiento de HF en España, 'SAFEHEART' (acrónimo en inglés de Estudio Español de Hipercolesterolemia Familiar), por cada 6 personas adultas con HF que se detectan y se tratan, se evita un evento coronario o infarto de miocardio en los próximos 10 años.

"Esta intervención es coste-eficaz. Además de salvar vidas, produce un importante ahorro económico no solo en el menor consumo de recursos sanitarios, sino también en la pérdida de productividad laboral. Probablemente, es una de las intervenciones más eficientes en un sistema de salud", razona el doctor Mata.

CONSECUENCIAS DEL 'INFRADIAGNÓSTICO'

El presidente de la FHF ha incidido en que, a falta de un diagnóstico, "no es posible prevenir de forma eficaz la enfermedad cardiovascular prematura, con consecuencias graves en cuanto a la calidad de vida y a la contribución económica y social de las familias con HF". "Esta situación también causa considerables costes sanitarios, tales como la provisión de cuidados cardiacos, procedimientos de revascularización coronaria y un aumento del tratamiento médico entre otros", ha añadido.

Mata ha afirmado que el diagnóstico de esta condición es "sencillo": El cribado parte de la recomendación de sospechar la HF en adultos con valores de colesterol superiores a 290 mg/dl, historia familiar de hipercolesterolemia y en ocasiones enfermedad cardiovascular prematura. La detección familiar se debe basar en el cribado en cascada familiar, utilizando el diagnóstico genético y los niveles de colesterol en los familiares de un caso ya identificado.

Los expertos de la FHF abogan por la implantación de una Estrategia de Detección nacional de esta enfermedad, que "garantice que todos los pacientes y sus familias tengan acceso al mejor tratamiento posible, ya que se trata de personas que, por nacer con un trastorno genético, son la población más vulnerable en un sistema sanitario".