4 de marzo de 2014

Herido un celador del Hospital Reina Sofía (Córdoba) tras ser agredido por la acompañante de una paciente

Herido un celador del Hospital Reina Sofía (Córdoba) tras ser agredido por la acompañante de una paciente
EUROPA PRESS

CÓRDOBA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un celador del Hospital Reina Sofía de Córdoba ha resultado herido tras ser agredido físicamente por la acompañante de una paciente que estaba siendo atendida en el servicio de Urgencias, momento en el que reaccionó "de manera violenta", según informa la Dirección de Gerencia del Hospital y la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta, que condenan este "lamentable e injustificable episodio de violencia física".

En concreto, los hechos se produjeron el día 23 de febrero en las instalaciones del centro sanitario en la capital cordobesa y tras el "desagradable" acontecimiento, el profesional tuvo que recibir asistencia sanitaria, si bien las heridas no revisten de gravedad e inicialmente ha desestimado la opción de presentar denuncia.

Ante estos "lamentables" hechos, y tras ser comunicados a la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales, la Dirección de Gerencia del Hospital Reina Sofía activó de forma inmediata el Plan de Prevención de las Agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que incluye asistencia jurídica y apoyo psicológico a los profesionales afectados.

Además, el SAS pone a disposición de sus trabajadores ante este tipo de situaciones un pan de prevención con el objetivo prioritario de reducir las posibles agresiones incorporando, además de un protocolo de actuación con asistencia jurídica y apoyo psicológico, una serie de herramientas tales como cursos de formación en manejo de situaciones conflictivas, adaptaciones de locales y ubicación de profesionales y análisis de las incidencias que se producen, entre otros.

Según la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta, María Isabel Baena, "cualquier tipo de violencia es inaceptable". Por ello, desea mostrar su solidaridad y apoyo al profesional que sufrió, en el ejercicio de su labor, este episodio de agresión física por parte de un ciudadano.