29 de enero de 2009

La hepatitis C que sigue siendo un problema importante en el mundo occidental, según un experto

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

La hepatitis C que sigue siendo un problema importante en el mundo occidental, pese a que se trata de una enfermedad que desde hace años tiene curación, según explica el doctor Juan González Lahoz, jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III, y director del IV Curso de Formación Médica Continuada sobre Hepatitis Víricas, que se está llevando a cabo estos días en Madrid.

"En la hepatitis C lo importante es que existe un tratamiento eficaz en un 70 u 80 por ciento de los casos de hepatitis crónica, y, en un porcentaje un poco menor, en los casos de coinfección, es decir los infectados también por VIH", señala en declaraciones a Europa Press.

No obstante, al no tener una vacuna, "como en el caso de la hepatitis B", los casos siguen aumentando en países donde existen problemas para controlar enfermedades de trasmisión sexual, sin embargo las cifras se contienen en aquellos países como España donde se ponen en marcha medidas y campañas contra el VIH, una enfermedad muy ligada a este virus hepático.

Por tanto, respecto a la distribución geográfica de la enfermedad, para este experto, ocurre lo mismo que con el VIH, es decir que "en los países occidentales esta bastante controlado, sobre todo la hepatitis B porque hace años que existe la vacunación, y, por tanto, se ha podido realizar una estrategia de prevención ante el riesgo de contraerla, lo ha disminuido su incidencia".

En cuanto a la hepatitis C, "a la vez que se instauran medidas contra el sida estas favorecen también el control de la hepatitis. De esta manera hoy en día en España el caso de la hepatitis C, sin poder dar una cifra, está más controlado que hace años", explicó.

Así, aunque a la hora de una respuesta terapéutica siempre es mejor padecer la C "porque tiene curación", en caso de no ser tratada tiene con los años una respuesta más agresiva para el enfermo, ya que en 20 ó 30 años puede derivar a una cirrosis o un carcinoma hepático.

En cuanto al futuro de nuevos fármacos o terapias más completas, incidió en la importancia que tiene que actualmente exitista a disposición de los pacientes nuevos tratamientos con altas tasas de eficacia y que "han mejorado mucho el pronóstico de la respuesta terapéutica", sobre todo en el caso de hepatitis B.

Actualmente, existen un numero determinado de fármacos que se encuentra en fase de ensayos clínicos, sobre todo para el tratamiento de la hepatitis C, como es el caso de nuevos inhibidores de la proteasa, o de la polimerasa.