28 de julio de 2009

Gripe.- ANPE exige al Gobierno central que considere incluir como grupo de riesgo a los alumnos mayores de 14 años

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

ANPE Madrid consideró hoy muy importante que los escolares se incluyan en los protocolos de vacunación contra la Gripe A aunque exigió al Gobierno central que reconsidere la distribución de los grupos de riesgo, y además de solicitar la vacunación de los docentes, también se tenga en cuenta a los alumnos mayores de 14 años.

"Creemos que es importante estudiar también la inclusión en estos protocolos de vacunación de los alumnos mayores de 14 años y sus profesores puesto que en los Institutos de Enseñanza Secundaria conviven alumnos mayores y menores de catorce años que comparten espacios comunes", indicaron en un comunicado.

La ministra de Sanidad y el ministro de Educación han asegurado que en estos momentos no es necesario retrasar el comienzo del curso escolar ante el avance de la pandemia de gripe A, "aunque tal vez un cambio de escenario obligue a tomar nuevas decisiones", señaló el sindicato, quien indicó que las medidas destinadas a proteger la salud de la población "deben ser prioritarias, especialmente la de los niños y adolescentes".

"Es evidente también, y está documentado en los informes sobre salud laboral, que los docentes tienen un alto riesgo de exposición a las enfermedades producidas por contagio a través de secreciones de las vías respiratorias", apuntó ANPE, quien mostró su colaboración para facilitar en todo lo posible la coordinación formal de los procesos de vacunación en los centros educativos y que estos se lleven a cabo de manera óptima "e interfieran lo menos posible en las actividades académicas".

A su juicio, las medidas de vacunación pueden constituir una primera alternativa al impacto que el cierre de los centros educativos tendría en la vida cotidiana de las familias y en el desarrollo académico de los alumnos. De hecho, destacó que las medidas "más drásticas deberán ser fruto de un estudio serio y riguroso de los riesgos".

Además, señaló que es necesaria la coordinación del Estado con los organismos internacionales y con la Unión Europea y que las decisiones "deberán ser tomadas desde el máximo sentido de la responsabilidad y cuando sean verdaderamente necesarias", apostilló ANPE, quien concluyó que en cualquier caso, "la protección de la salud de los escolares y de los miembros de la comunidad educativa, en caso del mínimo riesgo, está por encima de cualquier otra consideración".