16 de abril de 2015

Generalizar la profilaxis es clave para mejorar la calidad de vida de pacientes con hemofilia

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Expertos piden generalizar el uso de regímenes de profilaxis frente a la hemofilia, basados en la administración preventiva del factor de la coagulación, ya que es clave para mejorar la calidad de vida de estos pacientes, al conseguir un desarrollo músculo-esquelético normal y evitar nuevas hemorragias graves.

Con motivo del Día Mundial de la enfermedad que se celebra este viernes, 17 de abril, la jefa del Servicio de Hematología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC), María Fernanda López, ha recordado que la expansión de estos regímenes permite a un paciente hemofílico hacer una vida "similar a la de cualquier sujeto de su edad".

Los episodios hemorrágicos agudos y la enfermedad articular debida a episodios hemorrágicos intra-articulares son las causas principales de morbilidad en los pacientes con hemofilia grave, pero el impacto de ambos factores puede reducirse con la profilaxis.

"La administración regular y prolongada de la proteína deficitaria, iniciada en edad temprana, es la única modalidad terapéutica capaz de prevenir la complicaciones hemorrágicas y la artropatía hemofílica en los pacientes", ha destacado López Fernández.

Sin embargo, la prolongación de estos programas en adolescentes y adultos es todavía una asignatura pendiente y algunos estudios muestran una tasa de discontinuación de profilaxis mayor del 30 por ciento en adultos jóvenes por falta de adherencia.

Por este motivo, los médicos insisten en que es necesario "seguir concienciando a los pacientes y a sus familias de la necesidad de mantener un buen cumplimiento de las prescripciones y desarrollar estrategias de apoyo que mejoren la adherencia, especialmente en la etapa en la que el hemofílico asume la responsabilidad del tratamiento".

En la actualidad existen otros retos relacionados con la terapia dirigida a estos pacientes, ha añadido Eva María Mingot, del Servicio de Hematología del Hospital Regional Universitario de Málaga, como consecuencia del hecho de que la población de hemofílicos esté cumpliendo años y su esperanza de vida haya pasado de los 27 años a los 80, similar al resto de la población.

"Esto nos hace enfrentarnos cada día a un nuevo reto; el de ajustar los tratamientos de enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, infartos cardíacos", ha añadido.

Para leer más