16 de enero de 2019

Fortalecer el cuello, la clave para evitar conmociones cerebrales

Fortalecer el cuello, la clave para evitar conmociones cerebrales
PIXABAY

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Rutgers (Estados Unidos) han propuesto una solución para los deportistas con mayor riesgo de conmoción cerebral, entre los que se encuentra el fútbol: realizar ejercicios de fortalecimiento del cuello durante la pretemporada.

Su artículo, publicado en la revista 'Journal of Orthopaedic and Sports Physical Therapy', examina estudios previos sobre el papel que juegan la fuerza, el tamaño y la postura del cuello en la reducción del riesgo de conmoción cerebral. También observaron el mayor riesgo de lesiones en la cabeza de deportes masculinos y femeninos que practican deportes de contacto o de impacto, como cuando se cabecea un balón de fútbol.

Basados en sus hallazgos y en el juicio clínico del equipo de investigación, los investigadores desarrollaron recomendaciones que los fisioterapeutas y los entrenadores físicos pueden usar para proteger a sus deportistas. Entre ellos, realizar una evaluación completa de la columna cervical como parte del examen médico de inicio de temporada o los citados ejercicios para fortalecer los músculos del cuello.

"Nuestra capacidad para detectar las conmociones cerebrales en el deporte ha mejorado mucho, pero prevenirlas y disminuir los resultados posteriores a la lesión sigue siendo limitada. Hemos identificado la fuerza, el tamaño y la postura del cuello como factores potenciales que reducen el riesgo al disminuir la magnitud de la fuerza en el impacto. Por lo tanto, aumentar la fuerza del cuello y posiblemente el tamaño podría reducir sustancialmente el riesgo o la severidad de la lesión y sus consecuencias", explica la autora principal, Allison Brown.

Las conmociones cerebrales, causadas por un impacto que hace que el cerebro se mueva dentro del cráneo, pueden llevar a problemas de concentración, estado de ánimo u otros cambios neurológicos. Síntomas adicionales pueden incluir mareos y náuseas. Un cuello que es más fuerte, más grueso o alineado en una postura hacia adelante, con las orejas por delante en lugar de estar alineado con los hombros, puede reducir la cantidad de energía transferida al cerebro durante un impacto, lo que reduce el riesgo y la gravedad de las lesiones, ha concluido este informe.