12 de agosto de 2020

¿Es la fibrilación auricular menos mortal que hace 45 años?

¿Es la fibrilación auricular menos mortal que hace 45 años?
Corazón - GETTY - ARCHIVO

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston (Estados Unidos) ha mostrado una disminución de las muertes relacionadas con la fibrilación auricular (latidos irregulares del corazón) en los últimos 45 años.

Pero el estudio, publicado en la revista 'British Medical Journal', ha evidenciado que la enfermedad todavía se lleva un promedio de dos años de la vida de una persona, comparado con los tres años de la década de 1970 y principios de 1980.

"El pronóstico de los individuos con fibrilación auricular ha mejorado con el tiempo, pero sigue estando asociada con una brecha importante en la esperanza de vida en comparación con los individuos sin fibrilación auricular", explica el autor principal del estudio, Ludovic Trinquart.

Los investigadores analizaron los datos de salud de tres generaciones de participantes del Estudio del Corazón de Framingham, el estudio de salud cardiovascular de mayor duración en Estados Unidos, desde 1972 hasta 2015, rastreando la probabilidad de que un participante muriera 10 años después de un diagnóstico de fibrilación auricular, en comparación con alguien de la misma edad, sexo y con una salud similar por lo demás.

En el primer período (1972-1985), un participante con fibrilación auricular vivió un promedio de 2,9 años menos 10 o más años después del diagnóstico que un participante de comparación sin fibrilación auricular. En el segundo período (1986-2000) la diferencia se redujo a 2,1 años, y en el tercero (2001-2015) fue de 2,0 años.

"La mejora en el exceso de mortalidad asociada a la fibrilación auricular puede explicarse por las continuas mejoras en la detección temprana, el manejo y el tratamiento. Pero los hallazgos de este nuevo estudio destacan que la fibrilación auricular sigue siendo una condición muy seria. Los avances en la prevención serán esenciales para frenar la epidemia de fibrilación auricular y reducir su mortalidad asociada", concluye Trinquart.