31 de mayo de 2012

UCE recuerda que un fumador tiene una esperanza de vida "10 años menor" que un no fumador

UCE recuerda que un fumador tiene una esperanza de vida "10 años menor" que un no fumador
WIKIMEDIA COMMONS

MÉRIDA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) recuerda en el Día Mundial sin Tabaco que un fumador tiene una esperanza de vida "10 años menor" que un no fumador.

La unión de consumidores también aprovecha esta efemérides para recordar los beneficios que produce el dejar de fumar, ya que a los a los 20 minutos sin tabaco la presión sanguínea y el ritmo cardiaco tienden a normalizarse.

Igualmente insiste en que a las 8 horas la cantidad de nicotina y de monóxido de carbono contenidos en la sangre disminuye a la mitad, mientras que la cantidad de oxígeno que puede transportar la sangre tiende a normalizarse.

A las 24 horas, el monóxido de carbono casi ha desaparecido del cuerpo y los pulmones comienzan a "limpiarse" eliminando mucus y restos de humo y es a las 48 horas cuando se ha eliminado "completamente" los restos de nicotina y se siente una "gran mejora" en el olfato y el gusto.

El beneficio de no fumar se alarga en el tiempo y a los 3 a 9 meses desaparece la tos crónica que acompañó la vida de fumadores y para este momento la capacidad respiratoria aumenta "por lo menos en un 10%".

A los 5 años la posibilidad de tener una crisis cardiaca es "dos veces menor que la de un fumador" y a los 10 años la posibilidad de tener una crisis cardiaca es "la misma" que la de un no fumador y el riesgo de tener cáncer de pulmón es "dos veces menor" que la de un fumador.

Igualmente, ante la subida del precio de la cajetilla de tabaco tradicional se ha producido, indica UCE, un "importante aumento" en las ventas del llamado tabaco de liar.

Y lo "peor", en opinión de la unión de consumidores, es que, según un estudio reciente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, el 32% de los jóvenes menores de 30 años, el colectivo que más tabaco de este tipo consume, cree que es menos lesivo que el tradicional cigarrillo, creencia que es "absolutamente falsa y que puede hacer aumentar el tabaquismo en esta franja de edad".

Precisamente son los jóvenes quienes "más preocupan en la actualidad", pues la edad de inicio del consumo de tabaco se sitúa en torno a los 12 ó 13 años, y los adolescentes de entre 14 y 18 años "fuman más que los mayores de edad".

Por eso considera "especialmente importante" el "cumplimiento riguroso" de la ley antitabaco, que prohíbe su consumo en los alrededores de los lugares de concentración habitual de niños y jóvenes como parques infantiles o centros educativos.

En este sentido, UCE considera muy positivo que el "82% de los españoles esté en contra de suprimir algunas prohibiciones impuestas por dicha ley, como la de fumar en los centros de hostelería".

Aunque "queda mucho por hacer", con todas estas medidas, tanto legislativas como educativas y formativas, se "ha conseguido rebajar la prevalencia del tabaco en seis puntos en la última década, situándose actualmente en un 24% de la población española".

Sin embargo, la cada vez más temprana edad en la que se inicia este hábito ponen de manifiesto la "imperiosa necesidad" de implementar nuevas medidas de prevención entre los más jóvenes.