10 de marzo de 2011

Expertos temen que la futura ley de muerte digna puede propiciar "eutanasias encubiertas"

Expertos temen que la futura ley de muerte digna puede propiciar "eutanasias encubiertas"
HOSPITAL CENTRO DE CUIDADOS LAGUNA

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La asociación Profesionales por la Ética ha elaborado un informe en el que asegura que la futura ley de Cuidados Paliativos y Muerte Digna es "innecesaria" ya que puede obligar a los médicos a aplicar tratamientos terapéuticos no indicados, como la sedación, generando "eutanasias encubiertas".

Según ha destacado este jueves el portavoz de esta entidad, Santiago Díez, el Gobierno tiene previsto que la futura ley de Muerte Digna se asemeje a las normativas autonómicas sobre este aspecto y, tanto la ley andaluza como los dos proyectos normativos que se están tramitando en Navarra y Aragón, reconocen "el derecho de los pacientes a la sedación".

Esto, a su juicio, proporcionará al paciente una autodeterminación decisoria ante una práctica médica que "generará un conflicto de intereses" y permitirá casos de eutanasia encubierta.

En los mismo términos se ha pronunciado el presidente de la Asociación Madrileña de Cuidados Paliativos, Álvaro Gándara, quien asegura que "esto ya está ocurriendo ahora mismo en España si se aplica una sedación en la agonía de forma irregular, con dosis excesivas o indicaciones no cubiertas".

"El médico debe utilizar la sedación cuándo y cómo considere", insiste Gándara, reconociendo que "nunca puede ser un derecho de los pacientes" ya que se trata de "una indicación terapéutica como una apendicitis o la extirpación de la vesícula por laparoscopia".

"No hay una ley que garantice el derecho de los pacientes a estas opciones", añade este experto, advirtiendo de que "se va a obligar a los médicos a practicar algo que no está recogido en su código deontológico".

"Es la forma más fácil de quitarnos de un problema", añade el portavoz de Profesionales por la Ética, quien también teme que la futura ley favorezca que "a pacientes en situación de dependencia se les pueda negar la comida o la bebida si ellos o sus familiares lo requirieran".

Además, creen que las leyes autonómicas son ambiguas al definir algunos términos, como que las personas en el proceso final de la vida sean aquellas que tienen "enfermedades incurables e irreversibles", ya que se incluiría en este grupo a pacientes con artrosis o una afección alérgica.

POTENCIAR LOS CUIDADOS PALIATIVOS

En opinión de ambos expertos, la ley debería ser "sólo de Cuidados Paliativos", de modo que se ampliase la cobertura de esta prestación para conseguir "implantar unos cuidados paliativos universales y de calidad" en todo el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Según ha recordado Gándara, en España existen unos 460 equipos de Cuidados Paliativos, pero sólo sirven para dar cobertura al 60 por ciento del territorio. "Harían falta unos 300 a 320 equipos más para que la cobertura fuera global", asegura.

Además, teniendo en cuenta que estos equipos cuentan con entre cuatro y seis profesionales, "serían necesarios 1.500 profesionales", además de un "aumento en la dotación de recursos materiales".