26 de mayo de 2014

Expertos sugieren la creación de equipos de atención al dolor en los centros de salud

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en el XI Congreso de la Sociedad Española del Dolor (SED), celebrado bajo el lema 'Tendiendo puentes al tratamiento del dolor', han abogado por la creación de equipos de atención al dolor en los centros de salud, ya que se trata de uno de los "problemas más prevalentes" en la mayoría de las especialidades médicas.

"Esa importancia asistencial se acompaña de un gran impacto en la calidad de vida de los pacientes, lo que representa unos costes sociosanitarios muy elevados", ha asegurado el responsable de la Unidad de Dolor Reumático del Hospital Universitario de Guadalajara y vocal de la SED, Javier Vidal.

Dicho esto, el experto ha reconocido que el tratamiento sintomático del dolor ha mejorado con la aparición de nuevas clases terapéuticas, fundamentalmente de fármacos analgésicos opioides, y con la creación de unidades especializadas en los distintos servicios de salud.

No obstante, una demandado una mayor coordinación asistencial entre Atención Primaria y las unidades del dolor. "Para hacer más eficiente la asistencia de estos pacientes, habría que seguir poniendo en marcha programas y protocolos específicos que contemplen la conformación de equipos de atención al dolor en los propios centros de salud y el establecimiento de ciertos criterios de derivación", ha insistido.

Además, prosigue, es importante que existan programas de formación en dolor que puedan ser coordinados por las sociedades científicas correspondientes, como la SED. En este punto, el especialista ha reiterado que el dolor es una de las causas más frecuentes de consulta en el primer nivel asistencial.

Por su parte, el director de la Unidad del Dolor de la Clínica Universidad de Navarra, Juan Pérez Cajaraville, ha comentado que el dolor puede estar presente en, al menos, una tercera parte de las causas de procesos crónicos que requieren asistencia continuada en España, por lo que ha recordado que se están desarrollando planes específicos sobre dolor crónico en el marco de la Estrategia para el Abordaje de la Cronicidad en el Sistema Nacional de Salud.

"Por el momento, se ha elaborado un programa preliminar general y multidisciplinar muy interesante que establece tres áreas fundamentales: la inclusión del dolor como elemento prioritario y transversal dentro de las estrategias y políticas de salud del sistema sanitario; la atención basada en la evidencia científica, y la coordinación y continuidad asistencial", ha apostillado.

AVALANCHA DE PACIENTES EN LAS UNIDADES DE DOLOR

Por su parte, el anestesiólogo de la Unidad del Dolor del Complejo Hospitalario de Toledo, José Cid Calzada, ha aseverado que uno de los problemas que hay ahora en las unidades de dolor es el "gran número" de pacientes que son derivados a ellas y que, a su juicio, "muchos de ellos" podrían tratarse en Atención Primaria u otros servicios hospitalarios si se creasen las estructuras de atención al dolor necesarias en estos niveles.

Por ello, ha abogado por impulsar programas de formación y optimizar los criterios de derivación para evitar las largas listas de espera que pueden perjudicar a aquellos casos con patologías más urgentes.

"En nuestro ámbito local se ha dado un impulso muy importante para incrementar las sesiones quirúrgicas de tratamiento intervencionista del dolor, y sería necesario que se potenciaran en otros hospitales. En este sentido, debe cuidarse la excelencia clínica alcanzada en Unidades de nuestro entorno, creadas ya por profesionales muy implicados y de prestigio. También se está haciendo un esfuerzo muy importante por parte de las sociedades científicas, desde la que se han creado unos estándares de calidad de las Unidades del Dolor que han sido en gran parte asumidos por el Ministerio de Sanidad para la redacción de un documento en este sentido", ha recalcado.

Dicho esto, ha destacado la necesidad de que las autoridades sanitarias tomen conciencia de la importancia de este problema de salud para que, así, se le dediquen los recursos necesarios. Y es que, tal y como ha comentado, la calidad del dolor está sustentada por los profesionales que se dedican a su abordaje y por muchos hospitales, pero "no existe" un programa global específico que implique a los médicos de Atención Primaria, a pesar de que algunas sociedades científicas autonómicas sí lo están intentando impulsar en sus respectivos territorios.