2 de julio de 2015

Expertos solicitan no limitar el acceso a los tratamientos de la hipertensión pulmonar tromboembólica crónica

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de trabajo creado por la Alianza General de Pacientes han solicitado no limitar el acceso a los tratamientos de la hipertensión pulmonar tromboembólica crónica (HPTEC) y han destacado la importancia de un diagnóstico precoz porque permite un abordaje quirúrgico "más seguro y con mejores resultados".

Y es que, en los pacientes no candidatos a cirugía por obstrucción distal inicial (30-50 por ciento de los pacientes con HPTEC) el tratamiento médico en las fases precoces impacta positivamente en la eficacia del mismo en términos de capacidad funcional, calidad de vida y supervivencia.

Por lo tanto, la detección de la HPTEC en una fase asintomática podría evitar la demora del tratamiento quirúrgico, potencialmente curativo, y mejorar el pronóstico de los pacientes. De hecho, los expertos han avisado de que el retraso o error en el diagnóstico de esta patología, supone privar al paciente de un tratamiento "potencialmente curable" a través de una EAP, así como cronificar esta enfermedad, aumentando en gran medida el consumo de recursos sanitarios para el SNS, tanto en costes directos como en costes indirectos o intangibles.

Además, han destacado que el tratamiento médico es una opción más costosa en comparación con el tratamiento quirúrgico considerando un horizonte temporal de 3 años. Por esta razón, a su juicio, sería de "gran interés" realizar un estudio farmacoeconómico de los costes globales.

TRATAMIENTOS INNOVADORES

Los pacientes que se beneficiarían del tratamiento farmacológico son aquellos desestimados para EAP por obstrucción trombótica distal, los que presentan hipertensión pulmonar residual o persistente tras la EAP, o pacientes con comorbilidades asociadas que contraindican la EAP.

Además, en aquellos pacientes con HPTEC muy severa y perfil hemodinámico de alto riesgo, el tratamiento podría evitar el deterioro clínico en pacientes que se encuentran en lista de espera para ser operados, pudiendo contribuir a mejorar el resultado final de la EAP.

Dentro de los diferentes fármacos que actualmente se emplean en pacientes con HPTEC sin indicación autorizada ni evidencia sólida que justifique su utilización, ninguno ha tenido un impacto significativo en el pronóstico a largo plazo en estos pacientes.

Sin embargo, existen estudios recientes con riociguat que han demostrado resultados positivos, mejorando la distancia recorrida en el test de la marcha de seis minutos tras 16 semanas de tratamiento comparado con placebo, así como otras variables secundarias como la resistencia vascular pulmonar, los niveles del propéptido natriurético cerebral 'N-terminal', la clase funcional de la NYHA, el tiempo hasta el empeoramiento clínico y la disnea valorada por la escala de 'Borg', a largo plazo.

Basándose en todas estas premisas, los expertos han insistido en la necesidad de incluir e incorporar en el Sistema Nacional de Salud de tratamientos innovadores en el manejo de la HPTEC, con evidencia científica de eficacia, que den respuesta a las necesidades no cubiertas para los pacientes.

Asimismo, hay que implementar la investigación y reducir los tiempos para la aplicación de resultados en la práctica clínica. Igualmente, se plantea que la incorporación en el SNS de tratamientos innovadores debería formar parte de las medidas de implementación de los planes nacionales de enfermedades raras.

"La dilatación de tiempo en el acceso a los tratamientos existentes supone un incremento de la desigualdad en el acceso a la salud y una inobservancia de los principios éticos que las sociedades civilizadas y, en concreto, los miembros de la Unión Europea han establecido y normalizado a través de planes dirigidos a la atención de personas con enfermedades raras", han zanjado.