28 de junio de 2019

Expertos dicen que las actuales medidas de prevención del VIH "no son muy eficaces" y abogan por el diagnóstico precoz

Expertos dicen que las actuales medidas de prevención del VIH "no son muy eficaces" y abogan por el diagnóstico precoz
Foto jornada VIH BarcelonaGILEAD

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en el encuentro '¿Podemos controlar la epidemia del SIDA? Cómo evitar nuevas infecciones', organizado por Gilead Sciences, han reconocido que las actuales medidas de prevención del VIH "no son muy eficaces", por lo que han abogado por el diagnóstico y tratamiento precoz.

Actualmente en España existen más de 160.000 personas con VIH, de las cuales se calcula que unas 20.000 o 25.000 no están diagnosticadas y alrededor de 8.000, a pesar de ser positivos, no están bajo tratamiento antirretroviral.

"Las estrategias de prevención actuales no son muy eficaces como lo demuestra el incremento en la incidencia anual de todas las enfermedades de transmisión sexual que se han detectado en toda España, incluyendo el VIH y el virus de la hepatitis C. Sólo con un diagnóstico precoz, tratamiento eficaz y medidas educacionales a la población de riesgo podremos disminuir, y eventualmente controlar, la epidemia de todas estas infecciones", ha dicho a Europa Press el director de la Unidad de VIH-Sida del Hospital Clínic de Barcelona y coordinador del encuentro, Josep Mallolas.

Además, tal y como han detallado los expertos durante la jornada, para conseguir implantar la estrategia de inicio rápido de tratamiento se requiere una atención clínica compartida basada en la coordinación por parte de los centros donde habitualmente se realizan los diagnósticos y las unidades de seguimiento de pacientes con infección por VIH.

"La estrategia de inicio rápido consiste en iniciar el tratamiento el mismo día del diagnóstico, o con una demora inferior a 7 días, con el fin de evitar nuevas transmisiones. En los países occidentales entre un 15 y un 25 por ciento de infectados no saben que lo están, ya que no tienen sintomatología que lo haga sospechar", ha apostillado el doctor Mallolas.

En este sentido, durante el acto se han abordado la identificación de las barreras para el diagnóstico del VIH/SIDA y han planteado qué puentes de colaboración existen entre los diferentes agentes (ONGs, médicos de atención primaria, médicos especialistas en ITS y en VIH) con el objetivo de alcanzar la meta de ONUSIDA del 90-90-90.

Al respecto, Mallolas ha comentado que países como España se acercan a alcanzar esta meta en el año 2020, si bien ha mostrado su deseo de cumplir con los objetivos 95-95-95 en el año 2030. Ahora bien, el doctor ha avisado de que para lograrlo se debe pasar en 10 años, a nivel mundial, de 500.000 infecciones en el 2020 a 200.000. "El control de la epidemia sólo será posible si nos acercamos al 100-100-100", ha apostillado.

'CHEMSEX', UN FENÓMENO Y UN PROBLEMA PARA LA SALUD PÚBLICA

Asimismo, a lo largo de la reunión, los expertos han resaltado algunos de los aspectos encaminados a evitar nuevas infecciones de VIH y a controlar la epidemia a nivel mundial, tales como las estrategias de prevención que incluyen la profilaxis pre y post exposición; los beneficios del inicio rápido del tratamiento tras el diagnóstico ('test & treat'); el abordaje global del fenómeno 'Chemsex'.

"'Chemsex' puede ser a veces un divertido pasatiempo de bajo riesgo, pero para muchos, supone una complicada espiral de comportamiento autodestructivo y autolesivo que encuentran tanto confuso como perturbador. La sociedad tiende, en determinados momentos, a criticar y juzgar a aquellas personas consumidoras de drogas, siendo incapaz de empatizar o comprender por qué una persona podría elegir hacer algo potencialmente perjudicial. A pesar de esto, aquellos de nosotros que trabajamos en atención sanitaria (y que nos preocupamos por la prevención del VIH) debemos concebir 'Chemsex' como un fenómeno y un problema para la salud pública; y tenemos que hacerlo sin prejuicios personales, religiosos o morales", ha dicho a Europa Press el creador del primer servicio de apoyo Chemsex a nivel mundial, David Stuart.

Del mismo modo, a lo largo de la jornada se ha explicado cómo varios ensayos clínicos realizados en países de recursos económicos limitados han mostrado que el inicio rápido del TAR (el mismo día del diagnóstico o en la primera semana) favorece la retención de los pacientes en la asistencia e incrementa la proporción de pacientes con supresión virológica.

Y es que, algunas experiencias observacionales en Londres, San Diego y San Francisco, parecen confirmar la factibilidad del inicio rápido del tratamiento, consiguiendo un control virológico más rápido, lo que podría tener implicaciones de salud pública al disminuir la transmisibilidad.

Finalmente, los expertos han destacado la necesidad de la formación sobre VIH en centros de salud, así como a otros especialistas (urgencias, psiquiatría o dermatología, entre otros), con el fin de poder detectar posibles casos de VIH.

Contador

Lo más leído