18 de enero de 2018

Expertos crean un protocolo de actuación para detectar el riesgo cardiovascular en la consulta del dentista

Expertos crean un protocolo de actuación para detectar el riesgo cardiovascular en la consulta del dentista
QUIRONSALUD

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

Expertos de los Servicios de Cirugía Oral y Maxilofacial & Odontología & Periodoncia Hospitalaria y de Cardiología del Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo han establecido un protocolo de actuación para detectar riesgo cardiovascular en los pacientes que acuden a la consulta del dentista, así como el riesgo de padecer periodontitis en la consulta del cardiólogo.

Para llevar a cabo este proyecto, los especialistas del hospital madrileño han pedido consejo a los cardiólogos y han publicado una serie de recomendaciones para detectar y combatir esta patología "tan peligrosa como silente".

"La cantidad de personas teóricamente sanas que pasan por la consulta del dentista y la sencillez del procedimiento de detección de la hipertensión arterial permiten que actuemos como un centro de promoción de la salud, pudiendo evitar grandes complicaciones a nuestros pacientes e incluso salvar vidas", han explicado los doctores Miguel Carasol y Antonio Lorente, de la Unidad de Periodoncia Hospitalaria, y Gonzalo Pizarro y María Luisa Martín, cardiólogos del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo.

En este sentido, los expertos han destacado la importancia que tiene valorar la presión arterial en las consultas odontológicas porque allí se realizan procedimientos que pueden alterarlas. Y es que, tal y como han recordado, muchas personas sufren estrés y ansiedad cuando acuden al dentista que aumentan su presión arterial, al igual que los tratamientos bucodentales.

"Si a todo lo anterior sumamos el empleo de fármacos que elevan la presión arterial por sí mismos, siendo el ejemplo más claro los vasoconstrictores asociados a anestésicos locales, puede concluirse la necesidad de registrar la presión arterial de forma rutinaria en la consulta, ya que es bien conocido el estrés como factor de riesgo de la hipertensión arterial", han apostillado los doctores.

Dicho esto, los especialistas han aludido a la evidencia emergente sobre que la periodontitis es un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular aterosclerótica, asegurando que en la consulta del cardiólogo se puede derivar el paciente cardiovascular al periodoncista ante la sospecha/presencia de periodontitis.

"Esto se puede realizar a través de dos fórmulas: realizando preguntas muy simples, tales como '¿le sangran las encías?', '¿nota movilidad o cambio de posición de los dientes?', '¿se le han retraído las encías (dientes más largos)?', '¿se le queda más comida entre los dientes que antes?', '¿tiene o le han dicho que tenga mal aliento?'. O mediante cuestionarios autovalidados, como puede ser el cuestionario de autoevaluación de la salud de las encías aprobado por el National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) 2009-2010. Concretamente, una modificación de este cuestionario es el que se va a utilizar en Ruber Juan Bravo", han zanjado.