7 de marzo de 2014

Expertos aseguran que la vacunología inversa ha permitido la creación de la primera vacuna contra el meningococo B

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en el 'VII Congreso' de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP) han destacado el avance que ha supuesto la vacunología inversa ya que, según han asegurado, ha permitido la creación de la primera vacuna contra el meningococo B.

En concreto, esta técnica facilita la identificación de nuevos candidatos vacunales, acelerando el ritmo y la eficiencia en su descubrimiento. Y es que, en los procesos anteriores era necesario estudiar el patógeno detalladamente con el fin de identificar los factores de virulencia que podrían ser usados como candidatos, ralentizando así el procedimiento.

"Hasta ahora las vacunas se han creado a través de microorganismos y de la purificación de sus antígenos", ha comentado el descubridor de esta tecnología y director global de Investigación de Novartis Vaccines, Rino Rappuoli.

Así, con este nuevo enfoque, el proceso comienza por el análisis de las secuencias del genoma, mediante el uso de herramientas de bioinformática que permiten identificar los antígenos más probables a ser candidatos vacunales.

"Se basa en la secuencia del genoma de las bacterias. Utilizamos la información genómica de la bacteria frente a la que queremos inmunizar, y por primera vez en la historia abordamos el diseño de la vacuna desde el ordenador, pasando al laboratorio en una segunda fase", ha añadido Rappuoli.

Como consecuencia de ello, esta tecnología ha permitido desarrollar la primera vacuna frente al meningococo B, un serogrupo causante de la enfermedad meningocócica y que se caracteriza por ser un microorganismo "muy agresivo y muy esquivo".

En este sentido, la vacuna contra este serogrupo, autorizada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), ya está siendo distribuida en las farmacias de países como Reino Unido, Francia, Italia y Alemania. Además, recientemente se ha incluido en los calendarios infantiles de vacunación de la región italiana de Basilicata y de la región alemana de la Baja Sajonia.

"La nueva vacuna frente a meningococo B debería administrarse a todos los lactantes, puesto que la gran mayoría de casos acontece en sujetos previamente sanos sin factores de riesgo identificables. Debemos trabajar conjuntamente para que esta vacuna llegue lo antes posible a los niños españoles, y no obviar la oportunidad que esta vacuna puede suponer para acabar por fin con la meningitis más temida", ha zanjado el copresidente del comité organizador del congreso y pediatra del Hospital Clínico Universitario de Santiago, Federico Martinón-Torres.