17 de mayo de 2012

Expertos en artrosis reclaman más coordinación para mejorar la atención al paciente y reducir su coste económico el cos

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Española de Reumatología, el doctor Eduardo Úcar, ha reconocido que las especialidades que intervienen en el manejo de la artrosis no siempre van coordinadas y, en este sentido, ha subrayado la importancia de que lo hagan "para mejorar la atención al paciente, evitar duplicidades, aunar criterios y reducir el coste global de la enfermedad".

Durante el simposio 'La artrosis: una enfermedad de todos', dentro del 38º Congreso Nacional de Reumatología, expertos como el coordinador del Grupo de Trabajo de Aparato Locomotor de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), el doctor Sergio Giménez, ha denunciado la "inercia terapéutica" del profesional sanitario.

"Más de la mitad de los que vemos en nuestras consultas tienen un elevado riesgo gastrointestinal o cardiovascular pero aún así existe una tradición de recetar paracetamol y AINE sin tener en cuenta que ésta es una medicación para las fases agudas de la enfermedad, pero que no se puede administrar de forma crónica debido a sus efectos secundarios", ha precisado.

Por su parte, el profesor Antonio García, catedrático de Farmacología, ha apostado por cambiar esta situación, ya que existen los fármacos SYSADOA, como el condroitín sulfato, que son específicos para el tratamiento de la artrosis crónica y que han demostrado un "elevado" perfil de eficacia y seguridad, y "ésto es algo que hay que trasladar a las autoridades".

En sus palabras, estos fármacos conducen a una mejora de la calidad de vida del paciente, que ve reducido su dolor y mejorada su capacidad funcional, y por lo tanto a una disminución del coste global de la enfermedad.

En este sentido, el doctor Jordi Monfort, reumatólogo del Hospital del Mar de Barcelona. ha explicado que "los SYSADOA son, a día de hoy, el tratamiento de base de la enfermedad, especialmente en fases iniciales".

Así, ha explicado que los principales factores que hacen progresar la artrosis son la afectación del hueso subcondral y la sinovitis y, en este sentido, ha apuntado a recientes ensayos clínicos que demostraban que el condroitín sulfato reduce la inflamación de la membrana sinovial.

"Si se tiene en cuenta que entre un 50 y un 70 por ciento de pacientes artrósicos tienen sinovitis, nos podemos hacer una idea de la relevancia del hallazgo clínico y su repercusión terapéutica", ha añadido.

Por último, Jordi Ardèvol, traumatólogo especialista en Medicina Deportiva ha reclamado una derivación "más temprana" de los pacientes artrósicos al traumatólogo, especialmente si se prevé una rápida progresión de la enfermedad.