14 de julio de 2014

Expertos alertan de los riesgos de seguir jugando un partido tras sufrir una conmoción cerebral

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un editorial publicado en la revista 'The Lancet Neurology' pide proteger a los futbolistas de los posibles riesgos derivados de sufrir una conmoción cerebral durante los partidos y ha criticado que en ocasiones sean ellos y no un médico independiente quienes decidan si debe seguir jugando el encuentro.

Los autores se han pronunciado ante estas situaciones tras los encontronazos sufridos por varios jugadores durante el Campeonato Mundial de Fútbol que se ha celebrado en Brasil. El último de ellos durante la final de este domingo, en la que el alemán Christoph Kramer jugó durante varios minutos tras haber sufrido una conmoción cerebral como consecuencia de un golpe con un defensa argentino.

Pero no ha sido el único, ya que en una de las semifinales el jugador argentino Javier Mascherano fue el que golpeó su cabeza con la de un jugador holandés y cayó desplomado en el césped. Y unas semanas antes fue el uruguayo Álvaro Pereira el que protagonizó una discusión con los médicos de su selección en el partido contra Inglaterra al tratar de volver al campo tras haber perdido el conocimiento por otro golpe similar.

Ante estas situaciones, los autores de dicho artículo insisten en que la decisión de volver al campo debe tomarla un médico independiente y nunca el jugador o el entrenador, para evitar que haya "posibles intereses" en la misma.

Sobre todo, según apuntan, porque "los signos y síntomas de una conmoción cerebral pueden retrasarse, lo que hace que quitar a estos jugadores sea la decisión más segura ante cualquier sospecha".

De hecho, han criticado que el máximo organismo de este deporte, la FIFA, no controle estos incidentes y garantice la salud de los jugadores impidiéndoles volver a jugar, para lo que es necesario que primero tomen conciencia de los posibles riesgos de sufrir un traumatismo cerebral leve.

Además, ha explicado a la BBC el profesor adjunto de Neurotrauma en la Universidad de Birmingham (Reino Unido) Antonio Belli, al volver al campo "los jugadores están dando un mensaje equivocado" y es una muestra de que "no son conscientes de los peligros que conllevan las conmociones cerebrales".

"Hay muchos motivos para no continuar jugando", ha explicado este experto, que recuerda que entre las consecuencias a largo plazo de estas lesiones están la demencia y otras enfermedades neurodegenerativas, más allá del dolor de cabeza y los mareos que pueden sufrir en el momento.