2 de abril de 2020

Expertos advierten de la importancia de atender las lesiones cerebrales a pesar del colapso sanitario

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las primeras semanas después de una lesión cerebral son clave para minimizar al máximo posible los daños irreversibles en la vida de los afectados, por este motivo desde el Centro Europeo de Neurociencias (CEN) advierten de que es importante atender estas lesiones a pesar del colapso sanitario.

"Los casos más graves deberían tener una atención personalizada, en contacto directo con profesionales, en cuyo caso se tienen que garantizar las medidas de higiene y seguridad necesarias para evitar el contagio de coronavirus", señalan en una nota.

En las últimas semanas, como consecuencia de la urgencia sanitaria del COVID-19, y la reestructuración de recursos en los hospitales, alertan desde CEN de que se está dejando de prestar servicios de rehabilitación a personas que han sufrido distintos tipos de lesiones cerebrales, principalmente ictus, y las consecuencias irreversibles de ello.

Según un informe realizado este año por la Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE) (ver documento completo aquí), cada año se producen en España más de 100.000 casos nuevos, que implican cierto riesgo de secuelas discapacitantes. El 89% de las personas con daño cerebral presenta alguna discapacidad para las actividades básicas de la vida diaria.

"Los pacientes y sus familias requieren no solamente de una atención rehabilitadora, sino de información que les ayude a entender qué les ha pasado y cómo empezar a recuperarse de sus secuelas", señala José López Sánchez, Cofundador y Director Técnico de CEN.

Entre la herramientas disponibles se encuentran la tele-rehabilitación o rehabilitación a distancia, a través de las nuevas tecnologías, indican los especialistas de CEN, que puede ser "muy útil" para proporcionar esa información que los pacientes y familiares necesitan además de empezar a recomendarles ejercicios que mejoren su estado.

"Esta tecnología suele ser más eficaz en casos leves y moderados. Los casos más graves deberían tener una atención personalizada, en contacto directo con profesionales, en cuyo caso, por supuesto, se tienen que garantizar las medidas de higiene y seguridad necesarias para evitar el contagio de coronavirus", afirma Cristina Vázquez González, Fisioterapeuta especializada en trastornos neurológicos y Cofundadora de CEN.