24 de marzo de 2014

Expertos abogan por un mejor diagnóstico y control de las patologías alérgicas e inmunológicas en los niños

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en las jornadas formativas 'Avances en la alergia e inmunología clínica pediátrica', organizadas por el servicio de Inmunoalergia del Hospital Sant Joan de Déu y Novartis, han abogado por un mejor diagnóstico y control de las patologías alérgicas e inmunológicas en los niños.

Durante las sesiones de formación se han abordado temas como la población infantil con alergia a alimentos y su nutrición o la esofagitis eosinofílica. La inmunología también ha sido parte destacada en la jornada con presentaciones sobre inmunodeficiencia, angiodema, así como temas relacionados con la alergia respiratoria de difícil control, como son la rinitis o el asma.

"Nuestro principal desafío es conseguir un diagnóstico precoz de las patologías de base alérgica o inmunológica, para evitar complicaciones debidas al infradiagnóstico. Por ello debemos llegar a todos los médicos que tratan a la población infantil, enfatizando los signos de alarma de una patología de difícil control, como es el asma y la rinitis alérgica o la esofagitis eosinofílica", ha comentado la jefa de sección de Inmunoalergia del Hospital Sant Joan de Déu y coordinadora de las jornadas, Ana Maria Plaza.

AFECTA AL 11% DE LOS NIÑOS DE ENTRE 6 7 AÑOS

Y es que, el asma es la enfermedad crónica más frecuente en los niños, afectando en España a cerca del 11 por ciento de los niños entre 6 y 7 años, a un 9 por ciento de los adolescentes entre 13 y 14 años y, alrededor de un 5 por ciento de la población adulta.

"Si nos referimos al asma que no se controla, el número de pacientes afectados aumenta, ya que entre el 40 por ciento y el 50 por ciento de los pacientes presentan en algún momento de su enfermedad un mal control de la patología", ha apostillado el especialista adjunto de la sección de Inmunoalergia del Hospital San Joan de Déu, Jaime Lozano.

Además, prosigue, para este grupo de pacientes, el asma grave controlada de forma inadecuada tiene un fuerte impacto en su rendimiento escolar, así como en su salud. De hecho, según ha asegurado, la mayoría de pacientes con mal control del asma sufre síntomas que limitan su capacidad al ejercicio.

"También, la frecuente presencia de síntomas nocturnos da lugar a un mal descanso, derivando a un bajo rendimiento escolar. Asimismo las exacerbaciones o crisis pueden agravar este rendimiento a consecuencia del aumento de faltas escolares", ha recalcado..

Finalmente, el experto ha avisado de que el incumplimiento terapéutico, la existencia de múltiples alérgenos y la existencia de complicaciones asociadas o de comorbilidades pueden empeorar el pronóstico del asma en el paciente pediátrico. "Se tiende a subestimar el asma en los niños, dando por hecho que es una enfermedad benigna y que desaparecerá con la edad", ha zanjado.