26 de mayo de 2014

Experto propone introducir la conservación de ovocitos en el SNS para disminuir el número de abortos en el futuro

Experto propone introducir la conservación de ovocitos en el SNS para disminuir el número de abortos en el futuro
FUNDACIÓ PUIGVERT/CEDIDA

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la Unidad de la Mujer del Grupo Hospitalario Ruber, Juan José Vidal, ha propuesto introducir la conservación de los ovocitos en el Sistema Nacional de Salud (SNS) para disminuir en el futuro espontáneos en el número de abortos y, por ende, mejorar la salud de los españoles.

Y es que, los últimos datos de maternidad ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) han reflejado que el número de nacimientos se redujo en 2012 un 3,9 por ciento, por cuatro año consecutivo, y que, además, la edad media de maternidad aumentó hasta los 31,6 años.

Una caída de la natalidad que los expertos atribuyen a la actual situación de crisis económica y social, además de a la incorporación de la mujer a la vida laboral. Todos estos factores han hecho que las mujeres retrasen su maternidad con el objetivo de tener una mejor estabilidad laboral y económica.

El problema de este hecho es, según ha asegurado el experto a Europa Press, que cuando las mujeres deciden ser madres sus óvulos ya no tienen la misma calidad que cuando tenían entre 20 y 30 años, por lo que tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo, abortos e, incluso, malformaciones en el bebé.

Ante esto, la congelación de los óvulos es una alternativa a considerar para todas aquellas mujeres de entre 30 y 35 años que quieran retrasar el embarazo por distintas razones.

"Una mujer joven que de momento no se ha planteado el hecho de tener hijos a medio plazo y tiene más de 30 años tiene la opción de someterse a un tratamiento para estimular sus ovarios y obtener un número de óvulos que se puedan congelar y que, así, cuando tenga más edad y quiera tener hijos pero sus óvulos sean más viejos, pueda ser madre gracias a esos óvulos previamente conservados y que son jóvenes y mucho mejores", ha apostillado.

En concreto, se trata de una técnica donde se crioconservan las células germinales mediante vitrificación, deteniendo la actividad biológica por medio de la congelación y sin generar la cristalización de las mismas, por lo que el óvulo conserva íntegramente su calidad y juventud.

Y es que, tal y como ha insistido Vidal, a partir de los 38 años la cantidad y calidad de los óvulos comienza a disminuir dificultando un embarazo e, incluso, aumentando el riesgo de sufrir un aborto.

Finalmente, el especialista ha asegurado que la demanda de estos tratamientos se está incrementando cada vez más. De hecho, el 30 por ciento de los ciclos de ovodonación de Europa se realizan en España, siendo el Hospital Ruber Internacional centro pionero y de referencia nacional en técnicas de reproducción asistida.