21 de noviembre de 2008

Experto dice que la prescripción electrónica en hospitales evitará "muchos errores" en la administración de medicamentos

Aboga por establecer una política de "tolerancia cero" con errores relacionados con el uso de fármacos en el ámbito hospitalario

EL PUERTO DE SANTA MARÍA (CÁDIZ), 21 Nov. (EUROPA PRESS) - El presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, José Luis Poveda, destacó hoy que desde el seno de esta sociedad médica se está desarrollando un proyecto cuyo objetivo principal es que para el año 2020 "el 80 por ciento de los hospitales dispongan de prescripción electrónica", una herramienta que evitará "muchos errores" en la administración de los medicamentos. En el marco la 'I Jornada de Gestión aplicada a la Farmacia Hospitalaria', que concluyó hoy en el Puerto de Santa María (Cádiz), el también jefe del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital La Fe de Valencia aludió a la importancia de que los servicios de farmacia de los hospitales incorporen nuevos elementos de seguridad, tanto de los medicamentos como del material sanitario. De hecho, este experto reconoció que en la actualidad "sólo el 10 por ciento de los hospitales españoles cuenta con prescripción electrónica", pese a que este sistema "ayuda a minimizar los errores que se producen en el proceso de distribución, administración y prescripción de los medicamentos", enfatizó. Por ello, justificó el desarrollo y la implantación de nuevas medidas, "como la incorporación de sistemas automáticos de dispensación de medicamentos, de códigos de barras para la identificación de fármacos y la automatización de la prescripción electrónica". Con todo, reconoció que actualmente se está estableciendo un nuevo marco de desarrollo, "que nos está permitiendo ir adquiriendo nuevas responsabilidades en el cuidado del paciente y contribuir a la optimización de los recursos, al tratamiento correcto de los mismos y a ser una pieza clave para contribuir a la sostenibilidad del sistema sanitario". "Nos gustaría en un futuro determinar una política de tolerancia cero con los errores relacionados con el uso del medicamento", admitió este especialista, quien puntualizó que los errores que se producen en el proceso de distribución, administración y prescripción de los medicamentos es algo "que es una realidad a nivel mundial, incluso en aquellos países más avanzados que el nuestro en materia sanitaria". "Por ello estamos intentando establecer estrategias que mejoren la seguridad del medicamento", insistió Poveda, quien admitió que errar en la prescripción de un medicamento tiene una consecuencia clínica importante, por los posibles efectos adversos para el paciente y su repercusión en las cifras de morbimortalidad. FALLOS MÁS COMUNES Según este experto, entre los fallos más comunes se encuentran "el que al paciente no se le administre la dosis adecuada, equivocarse de paciente, la forma de administrar el fármaco, porque sea más adecuado administrarlo por vía oral que por vía intravenosa; o que la indicación para la que estaba establecida ese tratamiento no sea la más adecuada". Por ello, indicó que el establecimiento de procesos de prescripción electrónica no sólo abordaría el registro electrónico de ese medicamento, sino la elaboración de bases de datos sobre el conocimiento relacionado con el medicamento. Así, cuando se prescriba un fármaco ayudará a saber, por ejemplo, cuál es la dosis máxima, si las condiciones del paciente necesitan modificar la dosis, que posibles interacciones puede tener el fármaco que se prescribe en el enfermo o cuáles son las vías de administración más adecuadas.