19 de noviembre de 2009

Un experto apuesta por incluir a las familias en el tratamiento de los niños obesos

BARCELONA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El psicólogo especializado en el tratamiento de la obesidad de la Clínica Londres, Jordi Carballido, apostó hoy por incluir a las familias en el tratamiento de personas con obesidad mórbida, sobre todo de niños, para atajar un problema que ya padece el 14,5% de la población española.

En una entrevista de Europa Press, el autor de 'Historias de mucho peso' explicó que para prevenir la obesidad infantil, es "fundamental" que las familias eviten una alimentación industrializada, rica en grasas y azúcar, y que los padres pasen tiempo con sus hijos.

Por eso, recomendó no instalar televisores ni ordenadores en las habitaciones, y que se apague el televisor durante las comidas. "Se trata de comunicarse, de ver qué se come y en qué cantidad, y de recuperar el ritual de la comida", dijo.

Recordó que España es el país europeo con más obesidad infantil --la sufre un 16 por ciento de la población de hasta 16 años--, y reiteró que "el primer responsable" es el entorno familiar, no la genética.

Los malos hábitos alimentarios son la causa de la enfermedad en el 95 por ciento de los casos, aseguró, y añadió que la obesidad "es más difícil de tratar que el alcoholismo", porque a nadie se le puede prohibir totalmente la comida.

Subrayó que un adulto mantiene las conductas que adquirió entre los cinco y los diez años, y consideró "alarmante" que niños españoles empiecen a preocuparse por su aspecto físico a los siete años y a vomitar para perder peso a los once. También alertó de que ocupan su tiempo libre con actividades sedentarias vinculadas a internet, los videojuegos y al teléfono móvil.

El psicólogo instó a desterrar el mito del "gordo feliz", porque la obesidad es "una enfermedad crónica" que representa la segunda causa de muerte evitable en países desarrollados, y que además supone un alto coste para la sanidad pública.