13 de abril de 2015

La estimulación cerebral profunda, tratamiento eficaz para los casos más avanzados de Parkinson

Se calcula que en España puede haber cerca de 150.000 personas afectadas por esta enfermedad, según la CUN

La estimulación cerebral profunda, tratamiento eficaz para los casos más avanzados de Parkinson
EP/CUN

   PAMPLONA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los enfermos de Parkinson con una trayectoria de varios años de enfermedad y escaso efecto de la medicación cuentan con una alternativa eficaz para controlar los trastornos motores incapacitantes característicos de esta patología neurológica. Es la cirugía de Parkinson, también denominada estimulación cerebral profunda, según el doctor Jorge Guridi, director del Departamento de Neurocirugía de la Clínica Universidad de Navarra.

¿QUÉ ES LA ESTIMULACIÓN CEREBRAL PROFUNDA?

   Se trata de un procedimiento quirúrgico en el que se implantan al enfermo dos estimuladores en el núcleo subtalámico (centro de la hiperactividad motora del Parkinson), que consiguen desactivar el trastorno devolviéndole a la normalidad motora con una excelente calidad de vida, según ha explicado Guridi, especialista que introdujo en España la aplicación de la cirugía de Parkinson y que cuenta ya con más de 500 intervenciones en su haber.

  El Parkinson es una enfermedad neurológica crónica incurable que incide de diferente manera en las personas que la padecen, según ha informado en una nota la Clínica Universidad de Navarra, que ha indicado que afecta al sistema nervioso en el área encargada de coordinar la actividad, el tono muscular y los movimientos. En cualquier caso, el Parkinson no es una enfermedad fatal, lo que significa que el afectado no va a fallecer por esta causa.

   En España se calcula que puede haber cerca de 150.000 personas afectadas por Parkinson. A partir de los 65 años de edad, el número de afectados aumenta hasta alcanzar el 2 por ciento de la población.

   La cirugía de Parkinson está indicada para aquellos pacientes que tras varios años de enfermedad presentan fluctuaciones motoras, es decir, mala respuesta a la medicación. Son pacientes indicados para la estimulación cerebral profunda, en concreto, del núcleo subtalámico, según Guridi.

EL PROCEDIMIENTO

   El doctor Guridi ha detallado que el procedimiento quirúrgico consiste en la implantación de electrodos de forma intracraneal, acompañada de la colocación de una batería en el tórax, de modo similar al de un marcapasos. Esta fuente de energía aporta la estimulación eléctrica continua al cerebro, "de forma que ciertas estructuras cerebrales quedan inhibidas y el paciente de Parkinson mejora sus síntomas". El dispositivo implantado estimula eléctricamente el cerebro bloqueando las señales que causan los síntomas motores incapacitantes.

   En la Clínica Universidad de Navarra la cirugía de Parkinson consta de dos fases diferenciadas. La primera intervención es la implantación de los dos electrodos en los núcleos subtalámicos, estructura cerebral hiperactivada en la enfermedad de Parkinson. Posteriormente, en una segunda intervención quirúrgica, se coloca en el pecho la batería con unos cables de extensión.

   Los resultados de la cirugía son muy satisfactorios, señala el neurocirujano. "La estimulación cerebral profunda supone una drástica reducción de la medicación para los pacientes, que se estima en torno a un 80 por ciento", ha destacado. En concreto, en un estudio clínico de la enfermedad de Parkinson, el 87 por ciento de los pacientes mostraron mejores resultados motores en un estado de medicación inactiva al finalizar una evaluación de 12 meses.

Para leer más