31 de julio de 2015

La espera media para operarse en hospitales públicos gallegos bajó ligeramente en junio

Aumenta en casi 14.000 el número de urgencias atendidas en el primer semestre, cuando hubo unos 1.200 ingresos programados menos que en 2014

La espera media para operarse en hospitales públicos gallegos bajó ligeramente en junio
CEDIDA

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La demora media para operarse en los hospitales públicos de Galicia bajó a 64,8 días en junio de 2015, un día menos que en el mismo mes del año pasado, cuando los gallegos esperaban 65,9 jornadas de media global por una intervención quirúrgica. Al tener en cuenta al Hospital Povisa de Vigo esta espera media sube a los 76,2 días, 9,6 menos que en junio de 2014, cuando se situaba en los 85,9 días.

Así se desprende de los datos de actividad asistencial del primer semestre del año presentados este viernes en rueda de prensa por el gerente del Servizo Galego de Saúde (Sergas), Antonio Fernández-Campa.

Con todo, aunque desciende la espera media para operarse en los hospitales de la Comunidad, sube ligeramente el tiempo que los gallegos aguardan por una intervención quirúrgica de prioridad dos, al pasar de los 50,4 días de junio de 2014 a 50,9 en el presente ejercicio. El objetivo, ha explicado el responsable del Sergas, es mantenerse por debajo de los 60 días.

Frente a ello, el tiempo que los gallegos esperan de media por una operación de prioridad 1 se sitúa en 16,2 días, tiempo ligeramente inferior al de junio de 2014, cuando la demora era de 16,8 jornadas. En este caso, el objetivo es mantener la espera por debajo de los 30 días.

En su intervención, Fernández-Campa ha remarcado, también, que el rendimiento quirúrgico acumulado en este primer periodo del semestre del año alcanzó un nivel del 76,45%, lo que supone 24,53 intervenciones por cada mil habitantes. Entre enero y junio se realizaron en los quirófanos del Servizo Galego de Saúde en jornada ordinaria un total de 62.444 intervenciones, manteniendo el nivel alcanzado en el mismo periodo del año pasado, con 62.387.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS Y VÍAS RÁPIDAS

En lo que respecta a las pruebas diagnósticas, el examen por el que más tiempo esperan los gallegos es la resonancia magnética, por la que aguardan 77,7 días. Tras ella se sitúa el TAC, por el que los pacientes tienen que aguardar 46,9 días. Además, la espera por una ecografía genitourinario es de 44,9 días. Frente a ello, se aguarda 1,4 días por una electrocardiografía o 29,9 por una ecografía de cabeza y cuello.

Además, Fernández-Campa ha señalado que el Sergas continúa con la implantación de las vías rápidas, que "permiten cumplir el compromiso de atender a pacientes con sospecha de patología grave en un tiempo inferior a 15 días desde la derivación del médico de familia al especialista". Un total de 5.913 personas se beneficiaron de este procedimiento, un 5% más que en el año anterior, y con un tiempo de respuesta de ocho días.

De este modo, el tiempo medio de espera de las vías rápidas implantadas desde la atención primaria a consultas de hospitales es de 4,4 días en cáncer de mama; 7,1 en cáncer de pulmón; 7,2 en cáncer colorrectal; 3,5 días en cáncer de próstata; cinco días para cáncer otorrinolaringólogico; 21,6 para artritis; 11,3 para cáncer de cabeza y cuello; y sin esperas para cáncer de vejiga; melanoma; demencia; y lumbalgia.

URGENCIAS E INGRESOS

Por otra parte, en los seis primeros meses del año aumentó en 13.874 el número de urgencias atendidas en los hospitales al situarse en 489.964, un dato que el Fernández-Campa ha atribuido a la incidencia de la gripe en los meses de invierno. Este hecho, coincide con el aumento de la presión de urgencias (el porcentaje de los ingresos que proceden de este servicio), que pasa del 63,32% en los seis primeros meses de 2014 a un 65,44% en el mismo periodo del presente ejercicio.

Fernández-Campa también ha destacado el aumento en 64.803 urgencias atendidas en atención primaria (761.248 en 2015), cuestión que, en su opinión, responde a que este servicio "está resolviendo los problemas de los ciudadano" ya que sólo un 8,66% del total tuvieron que ser derivadas a las urgencias de los hospitales.

Además, en el primer semestre del año aumentaron los ingresos no programados en 3.998, hasta un total de 92.436. Frente a ello, desciende los programados al pasar de 32.813 a 31.557, lo que supone 1.256 menos.

ÁREA DE CONSULTA

Asimismo, el número de consultas en jornada ordinaria realizadas en los hospitales del Sergas entre enero y junio de 2015 fue de 2.170.470, unas 3.000 consultas más que el año anterior. El tiempo medio de espera para las primeras consultas de enfermedad en el hospital se situó en 40,1 días.

El gerente del Sergas ha destacado que "el incremento más significativo se consiguió en e-consultas, lo que facilita la accesibilidad del usuario que, a través de su médico de cabecera puede tener respuesta a sus problemas de salud sin necesidad de desplazarse al hospital, incidiendo, por lo tanto, en una mayor accesibilidad", ha apuntado. Entre enero y junio de 2015 se realizaron 23.102 consultas de esta modalidad, un 155% más que el año pasado.

Durante el primer semestre de 2015 se realizaron 12.708.443 consultas en atención primaria, lo que supone un incremento del 3,36% respecto al año pasado, ya que se realizaron 412.545 consultas más que en el mismo periodo del año anterior. Esto supone que se realizan 102.487 consultas al día en los centros de atención primaria.

Al respecto, Fernández-Campa también ha destacado el incremento de las consultas telefónicas en los centros de salud; actualmente están disponibles medicina de familia, pediatría, enfermería, matrona, odontología, higiene bucodental y trabajo social. El número total de consultas telefónicas de este primer asciende a 878.269, de las que 720.651 fueron con los médicos de familia.

En este punto, preguntado por si este incremento en el número de consultas realizadas incrementa el ratio de pacientes atendidos por los profesionales, el gerente del Sergas ha asegurado que se mantiene por debajo de la registrada en 2009 ya que se disminuyeron muchas de las relacionadas con trámites administrativos gracias a la implantación de herramientas como la receta electrónicas.

TASA DE REPOSICIÓN

Por otra parte, preguntado por la previsión del Gobierno de incluir en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 una tasa de reposición del 100% para los servicios esenciales como la sanidad, Fernández-Campa ha recordado la Xunta ya solicitó el año pasado que esta tasa se aumentase al 50% en sanidad.

"Por lo tanto, consideramos una ventaja este aumento", ha señalado antes de indicar que esta tasa de reposición "permite estabilidad de los profesionales".

Para leer más