La española Verónica Casado, elegida mejor médica de familia del mundo

La española Verónica Casado, elegida mejor médica de familia del mundo
15 de octubre de 2018 SEMFYC - ARCHIVO

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

La médica de familia Verónica Casado ha sido reconocida con el premio 'Médico Cinco Estrellas 2018' en el transcurso del WONCA World Council que se celebra en Seúl en la semana del 17 al 21 de octubre. Este galardón es el más prestigioso que da la WONCA (Organización Mundial de la Medicina de Familia) a aquellos médicos que han logrado la Excelencia en la Asistencia Sanitaria.

Casado ya había sido nombrada mejor médica de familia de Europa en 2017 con el 'WONCA Five-Stars' y de Iberoamérica en 2018 con el con el 'WONCA-CIMF 5-Estrellas', por lo que es la primera vez en la historia que se nombra mejor médica de familia a una profesional en dos continentes simultáneamente.

El WONCA Five Stars es un galardón que cada dos años reconoce a un único médico de familia por su trabajo como proveedor de asistencia con una visión integral, pero también por su capacidad de tomar decisiones, de trabajar en equipo o de atender a la comunidad en su conjunto. En ediciones precedentes se ha premiado a la ugandesa Atai Omoruto, a la estadounidense Lucy Candib y, de forma conjunta, a la doctora de Trinidad Tobago Sonia Roache y a la profesora canadiense Ruth Wilson. Esta es la primera vez que una médica de familia de España ostenta este reconocimiento.

CURRÍCULUM DE LA PREMIADA

Verónica Casado es natural de Castilla y León donde ejerce en el Centro de Salud Parquesol de Valladolid, en el que co-dirige el proyecto de salud de la Comunidad '2014-2019: La educación para la salud en la adolescencia' que aborda temas como la equidad entre hombres y mujeres, y prevención de conductas abusivas; la resiliencia y autoestima; la dieta sana y la prevención del trastorno alimentario; o la educación afectiva sexual, entre otros.

La médica cuenta con una dilatada experiencia en el ámbito de la docencia, la investigación, la edición de libros especializados y la colaboración internacional. Es especialista en medicina familiar y comunitaria y está doctorada en Medicina y Cirugía (PhD). Ha sido, además, directora médica, gerente de Atención Primaria y subdirectora de planificación sanitaria del Ministerio de Sanidad.

La vallisoletana ha participado en 643 obras entre las que destacan su papel como editora-jefe de cuatro libros y autora de 32. Ha participado en la redacción de 52 capítulos de libros, tres prefacios, 32 informes técnico-científicos, 163 artículos (de los cuales 53 están en revistas con factor de impacto). Ha impartido 16 conferencias de apertura o cierre, 23 de comunicaciones orales en foros internacionales y 83 en nacionales, ha participado también en 53 paneles internacionales y en 182 nacionales.

Casado es, además, un miembro activo de la semFYC; ha sido presidenta de la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria de Castilla y León durante 10 años. Entre las organizaciones con las que ha colaborado destaca la Organización Mundial de la Salud (OMS) con una participación en múltiples encuentros y congresos de Salud Mental y Diabetes y sobre Atención Primaria. También es conocida su colaboración con los países de Latinoamérica vinculados a Eurosocial (UE). En ese sentido ha participado en los Congresos de Perú, Costa Rica y Ecuador de WONCA-CIMF de los últimos tres años, al igual que en los de WONCA Europa, donde ha estado ligada al trabajo conjunto con las instituciones de la Unión Europea.

Recientemente, Verónica se ha unido al Grupo de Trabajo de WONCA Mundial en educación, uno de los grupos más potentes a nivel internacional para promover la docencia y la educación en
medicina.

CARACTERÍSTICAS DE UN MÉDICO CINCO ESTRELLAS

Se valora que el profesional sea un proveedor de asistencia, considerando al paciente como parte integral de una familia y una comunidad en la que se ofrezca asistencia clínica de alta calidad, personalizada y preventiva que al mismo tiempo sea compatible con una relación paciente-médico de confianza.

También de tener capacidad de tomar decisiones que impliquen tecnologías éticas y coste-efectivas, que mejoren la asistencia que el médico o la médica; el experto ha de ser un comunicador capaz de promover estilos de vida saludables mediante una explicación empática.

Igualmente, se tiene que erigir como líder de la comunidad, que cuente con la confianza de la gente y que pueda conciliar las demandas de salud individual y comunitaria e iniciar acciones en
nombre de la comunidad; por último se valora que sea miembro de su propio equipo, pudiendo trabajar armoniosamente con otras personas u
organizaciones, tanto dentro como fuera del sistema sanitario, y que conozca a sus pacientes y las necesidades de sus entornos.