España no cuenta con protocolos específicos para atender a los niños que sufren dolor crónico

España no cuenta con protocolos específicos para atender a los niños que sufren dolor crónico
12 de noviembre de 2018 PIXABAY / QUINNTHEISLANDER

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

No existen protocolos específicos para atender a la población infanto-juvenil que sufre dolor crónico, que representa entre un 20 y un 30 por ciento de los menores, según ha alertado el director de la cátedra de Dolor Infantil de la Universidad Rovira i Virgili y la Fundación Grünenthal, el doctor Jordi Miró, durante la presentación de la campaña 'Borremos el dolor infantil', puesta en marcha en colaboración con la Fundación Atresmedia.

Las cifras indican que "no estamos utilizando o utilizamos de forma incorrecta los recursos", ha indicado el doctor Miró, que ha aducido a dos motivos para explicar la situación.

En primer lugar, el experto ha indicado que los profesionales sanitarios españoles están insuficientemente formados en este contexto. En concreto, Miró ha citado un estudio que arroja que "el 86 por ciento de los pediatras y médicos de familia informan de que no tienen formación suficiente para atender este tipo de problemas", algo "muy grave porque son la primera línea que ha de dar respuesta a estas demandas", según ha valorado.

"El dolor crónico es una enfermedad extraordinariamente compleja, que requiere la actuación conjunta de un equipo multidisciplinar de profesionales", ha explicado el experto. Aunque, el modelo que guía la intervención del dolor es el mismo, independientemente de la edad y del sexo del paciente, "es importante adaptarse a las características y necesidades de cada persona. Y así sucede en el caso de los niños", ha matizado.

"El tratamiento debe adaptarse a su estado cognitivo y madurativo. Sin duda requiere una formación especializada, no sólo sobre dolor, sino también sobre dolor crónico infantil y su manejo", ha subrayado el doctor Miró, que también ha hecho un llamamiento a "solucionar la alarmante falta de unidades especializadas" en este contexto.

Por otra parte, el doctor Miró ha aludido a la "muy escasa" investigación en dolor, que puede darse porque la demanda asistencial no deja tiempo a los profesionales para dedicarse a estas actividades y la financiación en este sentido. "La investigación en dolor infantil representa una cuarta parte del uno por ciento del dinero que se dedica a investigación en salud", ha revelado el experto. "Es difícil progresar si no se investiga", ha agregado.

FORMAR, INVESTIGAR Y SENSIBILIZAR

El dolor crónico supone problemas de discapacidad en 336.000 niños en España y más del doble están en situación de riesgo. Además, el 40 por ciento de los niños hospitalizados sufre dolor continuado durante el tiempo de su hospitalización. "El dolor mal tratado es una de las causas más importantes para desarrollar problemas crónicos de dolor" a lo largo de la vida, ha incidido el doctor Miró.

Además de sufrimiento, el dolor puede provocar ansiedad, depresión y problemas de falta de autoestima. Los jóvenes con dolor crónico tienen dificultades para descansar y para concentrarse, lo cual dificulta en gran medida sus actividades diarias.

Es frecuente que otros miembros de la familia experimenten síntomas de estrés, ansiedad y depresión a consecuencia de la falta de control y la sensación de no ser capaces de ayudar a sus hijos.

Cuando el niño es incapaz de expresar su situación debido a su corta edad, el doctor Miró ha recomendado fijarse en otras formas de expresión, incluyendo cambios en el tipo de actividad, en las pautas de sueño, incluso de alimentación, que pueden indicar la existencia de algún problema, y que éste esté relacionado con el dolor.

El experto ha valorado que "si no atendemos a esta población, los datos serán peores en poco tiempo". Anualmente en España se gastan 15.000 millones, entre el 2 y el 2,8 por ciento del PIB, por costes directos e indirectos del tratamiento del dolor en general, ya que no hay datos referidos al dolor infanto-juvenil en concreto.

El dolor "es una carencia de nuestro sistema sanitario", ha apuntado Rosa Rodríguez, la madre de Inés, una niña con distrofia simpático refleja que realizó un periplo por cinco traumatólogos hasta dar con el diagnóstico definitivo.

La campaña presentada este lunes, que cuenta con el apoyo de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud, incide en los aspectos citados. "La iniciativa quiere formar, promover la información de los profesionales, promover la investigación y sensibilizar a la sociedad y los profesionales", ha explicado el doctor Miró, que ha destacado la "importancia" de la campaña.

Consiste en que todo aquel que lo desee, grabe un breve vídeo diciendo "Yo también quiero borrar el dolor infantil", mientras se hace con una mano el gesto de borrar, como si se sostuviera una goma. Además, los participantes podrán retar a sus amigos a hacer lo
mismo usando el hashtag de la campaña, '#borremoseldolorinfantil'. Para estimular la participación, la iniciativa cuenta con rostros conocidos como los cantantes Sergio Dalma y Marta Sánchez, el actor Santi Millán o el deportista Marc Márquez.

Contador