28 de mayo de 2015

España detecta 45 casos sospechosos de ébola desde junio de 2014

El Gobierno evalúa su capacidad de respuesta ante una sospecha en un buque

BARCELONA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades españolas han detectado un total de 45 casos sospechosos de contagio del virus del ébola desde junio de 2014, principalmente llegados de los países de África Occidental afectados por el brote.

Lo ha informado este jueves el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, con motivo de un simulacro marítimo de sospecha de un contagio del virus del ébola a bordo de un buque, en Barcelona, con el objetivo de comprobar y evaluar la capacidad de respuesta inmediata de las autoridades sanitarias.

El simulacro ha sido organizado por el Ministerio de Defensa y ha contado con la participación de representantes de la Conselleria de Salud de la Generalitat, teniendo en cuenta que la coordinación entre el Gobierno y las administraciones de las comunidades autónomas es "clave" para detectar y aislar un posible caso que llegara a España por mar.

El secretario general de Sanidad y Consumo, Rubén Moreno, ha presenciado el ejercicio y ha asegurado que "una vez más, queda demostrado que España está preparada para hacer frente a un desafío global", como el que representa el brote de ébola en África Occidental.

Además de comprobar la aplicación del protocolo, el ejercicio también perseguía evaluar la coordinación entre los distintos organismos implicados en situaciones de alerta sanitaria, y así establecer vínculos de colaboración entre el Gobierno y la Capitanía Marítima de Barcelona, la Autoridad Portuaria y el Servicio Catalán de Salud (CatSalut), además de potenciar la colaboración ya existente con Cruz Roja y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

CUATRO HORAS DE EJERCICIO

El ejercicio se ha desarrollado a lo largo de cuatro horas --desde las 8.00 de la mañana-- y en él se ha simulado que el buque carguero 'Estrella del Mar', de bandera española y procedente de Sierra Leona con 15 tripulantes a bordo, llegaba con cinco polizones a bordo.

Uno de los polizones había fallecido unas horas antes, otro presentaba fiebre, malestar general, dolor muscular y vómitos de sangre, otro sólo refería fiebre y otros dos permanecían asintomáticos: todos los dispositivos se han activado como dicta el protocolo.

Se trata de un ejercicio que reproduce las actuaciones que se llevarían a cabo en caso de que existiera la sospecha en un buque, y que ya se han puesto en práctica a lo largo del último año, tanto en puertos como aeropuertos y en los hospitales de referencia donde han sido trasladados los casos sospechosos.