16 de mayo de 2014

España se consolida con 50.000 operaciones como líder en la implantación de lentes intraoculares

BARCELONA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Las clínicas y centros sanitarios españoles han acogido más de 51.000 implantes de lentes intraoculares fáquicas desde que se empezó a aplicar este técnica, alternativa para corregir los problemas de visión de forma pionera en España, ha explicado a Europa Press el oftalmólogo especialista en cirugía refractiva del IMO de Barcelona Daniel Elías.

Esta operación llegó a España en 1997 de forma pionera en Europa y antes que en EE.UU, después de que se experimentara en Argentina y Rusia en 1992, y desde entonces el territorio estatal se ha convertido en "líder y puntero" en estas operaciones --de las que se han hecho 300.000 en todo el mundo-- si se tiene en cuenta la experiencia alcanzada y el volumen de operaciones por número de habitantes, ha señalado Elías.

En el marco del 29 Congreso de la Sociedad Española de la Cirugía Ocular Implanto-Refractiva (Secoir), que se celebra estos días en Alicante con más de 1.000 expertos de todo el mundo, el presidente de la Secoir, José F.Alfonso, ha situado las lentes implantables de colámero como "uno de los grandes avances de esta década".

"Tras más de 16 años implantándose en nuestro país, ya han superado el filtro del tiempo en cuanto a seguridad y eficacia para el paciente, proporcionando una excelente calidad de visión", ha dicho Alfonso.

Elías ha destacado que, entre las grandes ventajas de esta operación, se encuentra en que no conlleva ningún proceso de cicatrización y que es reversible, porque, si bien el láser en que se corta y realiza incisiones en el ojo.

"No es cuestión de que ahora demonicemos el láser, pero sí de tener en cuenta alternativas que se pueden adaptar a más tipos de pacientes", ha señalado el experto del IMO, quien ha dicho que en España la proporción de lentes intraoculares frente al láser es del 15-17%, frente a casi el 83%, y ha considerado un porcentaje ideal un 40%-60%.

"Estas lentes ofrecen seguridad tanto al médico como al paciente, ya que esta técnica es aditiva y si llega un día en el que necesitamos extraer la lente podemos hacerlo sin complicación alguna, mientras que si eliminamos capas del tejido ocular, como hacemos con el láser, no podemos volver a la situación de partida", ha aseverado.

25 MILLONES DE ESPAÑOLES

En España, alrededor de 25 millones de personas utilizan algún sistema para corregir su visión, una cifra que aumenta con la edad de la población, llegando al 93% a partir de los 55 años.

La miopía, el astigmatismo, la hipermetropía y la vista cansada o presbicia son los defectos de visión más comunes para los que cada vez más personas buscan soluciones permanentes y más avanzadas.

Por eso, en los últimos años más pacientes han recurrido a la cirugía refractiva y se estima que en 2014 se lleven a cabo 3,4 millones de intervenciones a nivel mundial, una cifra que se prevé que aumente hasta los 4,3 millones en 2019.